Pesca apureña está paralizada por falta de gasolina

En 45% bajó la pesca en el río Apure pues los pescadores no tienen ni una gota de gasolina para poder arrancar el motor de las embarcaciones.

Denuncian que tampoco tienen gasoil ni lubricantes para las canoas.

El pescador David Hernández aseguró que esta situación se registra desde hace dos semanas debido al retraso en la distribución del combustible.

Los pescadores que viven de las ganancias diarias se quedaron varados en las colas de las estaciones de servicio, ya que los efectivos militares no les permiten comprar gasolina.

Ellos insisten en que se niegan a comprar el combustible a los revendedores porque consideran que se lucran con la necesidad.

Hernández aseguró que una pimpina de 10 litros cuesta 100 mil bolívares mientras que después de 40 litros deben sacar el permiso y los trámites que también les generan gastos.

“El 25 por ciento de la población apureña se beneficia de la pesca, ya que el costo del pescado es más accesible que la carne y el pollo. Con esta realidad se ven altamente afectados”, señaló el pescador.

Para él, la situación es insostenible. “Pasamos toda la madrugada dentro del río buscando el sustento para la familia, con miedo de ser atracados y para colmo, debemos pasar hasta ocho horas en una gasolinera”, dijo.

Agrego además, “estamos dejando de surtir a los caveros, quienes se encargan de llevar el pecado a diferentes estados del país que también se benefician de este alimento”.

Entre los altos costos de las herramientas de pesca y la inseguridad, ahora los pescadores deben luchar con el tema del combustible.

Por Liliana Núñez | Radio Fe y Alegría Noticias