Pese al coronavirus, desplazados en el mundo aumentaron a 82,4 millones de personas

Foto: Acnur.

La guerra, la violencia, la persecución y las violaciones de derechos humanos hicieron que cerca de tres millones de personas huyesen de sus hogares el año pasado.

Los desplazamientos se dieron, a pesar de la restricción en el mundo por el cierre de fronteras y los confinamientos, a raíz de la pandemia del coronavirus, dijo este viernes la agencia de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR).

En su último informe de tendencias globales de desplazamientos forzados, ACNUR dijo que la cifra total de desplazados en el mundo aumentó por noveno año consecutivo hasta alcanzar los 82,4 millones de personas.

«No tuvieron otra opción”

Filippo Grandi, el alto comisionado de la ONU para los refugiados, explicó que los conflictos y el cambio climático en algunos lugares de África, fueron focos de los nuevos movimientos de refugiados y desplazados internos en 2020.

Éstos sumaron cientos de miles de personas más a un conteo que, durante años, ha estado dominado por los millones que huyeron de países como Siria y Afganistán debido a las prolongadas guerras y combates.

“Es revelador que en un año en el que todos estuvimos confinados, casi tres millones de personas tuvieron de dejar atrás todo lo que tenían porque no tuvieron otra opción”, apuntó Grandi.

“El COVID-19 parece no haber tenido impacto alguno en algunas de las causas fundamentales que empujan a la gente a huir”, agregó. “La guerra, la violencia, la discriminación han continuado, pase lo que pase, durante la pandemia”.

Poca protección para refugiados

ACNUR dijo que ahora el 1% de la humanidad está desplazada, y hay el doble de desplazados forzosos que hace una década.

Aproximadamente, el 42% tienen menos de 18 años y casi un millón de bebés nacieron siendo refugiados entre 2018 y 2020.

“Muchos de ellos seguirán siendo refugiados durante los próximos años”, apuntó.

La agencia, con sede en Ginebra, señaló que 99 de las más de 160 naciones que cerraron sus fronteras a causa del COVID-19 no hicieron excepciones para quienes buscaban protección sobre refugiados o solicitantes de asilo.

Venezuela entre los números

Según el reporte, a finales del año pasado había 5,7 millones de palestinos, 3,9 millones de venezolanos y 20,7 millones de refugiados de varios países más desplazados en el extranjero.

Otros 48 millones de personas eran desplazados internos en sus propios países y alrededor de 4,1 millones más eran solicitantes de asilo.

En tanto, el presidente y director general del Comité Internacional de Rescate, David Miliband, apuntó que el conteo de ACNUR debería ser “una llamada de atención para la comunidad internacional” y apeló en concreto a la Unión Europea.

“La triple amenaza de los conflictos, el cambio climático y el COVID-19 sigue destruyendo vidas y medios de subsistencia y exige una respuesta verdaderamente global”, afirmó Miliband.

Fuente: AP, Twitter