Piden supervisar comercios en Maturín ante subida sin control de precios

Foto: Referencial web

A diario y hasta dos veces puede cambiar el precio de un producto de la canasta familiar en Maturín. Los que deben cubrir necesidades de alimentación no pueden hacer frente a la devaluación constante del bolívar ante el dólar y piden a las autoridades poner orden.

Olga Maita vive de su salario y de lo que se ingenie para sumar al presupuesto familiar. Como muchos venezolanos narra que a diario es una lucha llevar lo mínimo a su hogar porque los precios de los alimentos están sin control.

“Todo sube, la comida, transporte, calzado, ropa, servicios y todo es en dólares y no hay control – pedimos que fiscalicen los comercios para verificar los precios porque el bolsillo del que no tiene; es el que sufre”, expresó.

Maita cuenta que un producto como el arroz, la harina o la pasta puede variar su precio dos veces cada día muchas veces incluso por encima de lo que marca la divisa oficial sin que se pueda defender al consumidor.

“Quien defiende al ciudadano ante la especulación todo esta dolarizado y muchos productos están por encima del dólar oficial los comerciantes venden a la página que les convengan” detalla esta ama de casa que todo lo gana lo invierte en alimentos.

El dólar se come el bolsillo del que lleva bolívares

Douglas Hernández no tiene un empleo fijo trabaja en lo que puede para llevar el sustento a su familia cuenta que antes con 20 dólares resolvía un mercadito; hoy día señala que lo mínimo que necesita para una semana son 50 dólares.

«Ya no se pueden llevar $20 que hay que llevar mínimo 40 ò 50 hora y dónde lo sacamos yo por ejemplo yo no lo tengo no hay trabajo fijo es tremenda esta situación que estamos viviendo con el descontrol de precios y sin que se defienda al ciudadano”, agregó Hernández.

Hernández asegura que el de control del dólar frente al bolívar es lo que mantiene el caos en precios de productos de la canasta familiar.

“El dólar es el dolor de cabeza del venezolano que gana en bolívares. Sube el dólar y todo aumenta. Pero si el dólar baja no bajan los precios porque el gobierno no controla”, añadió.