Posible brote paludismo no ha sido atendido en zona indígena deltana

Según informaciones extraoficiales hasta ahora los organismos sanitarios no han abordado las comunidades afectadas, donde varias personas han denunciado padecer de paludismo, aun cuando no se les han practicado pruebas de laboratorio.

La denuncia la hizo el señor José Rodríguez, vecino de la localidad.

Según Rodríguez,  habitantes de al menos 11 comunidades indígenas han advertido tener “varios” casos de malaria. Entre las poblaciones menciona las de Waranoko, Pepeina, Capurito de La Horqueta y Kairina.

En Kairina se reportaron unos 30 casos de malaria el 14 de diciembre de 2019.

Los habitantes denuncian no poder trasladar a sus enfermos hasta el Centro de Diagnóstico Integral, CDI, de Pedernales porque no cuentan con embarcaciones ni combustible.

“Ellos ya no tienen curiarita (canoas) y canalete (remo), porque no tienen ni un hacha para picar un árbol allá”, lamentó el vecino, quien aseguró haber conversado con  varios de los afectados

José Rodríguez informó además que, a pesar de que en el ayuntamiento hay un joven a cargo del área de malaria, este no ha podido ejercer su trabajo debido a un “presunto” impedimento de recursos por parte de las autoridades de Pedernales.

“El está en Capure, pero está con las manos atadas, sin poder hacer nada”, argumentó.