Presidente de Bolivia anula ley que generó el paro nacional

Foto: referencial web

El presidente de Bolivia, Luis Arce, anunció este sábado 13 de noviembre la abrogación de la ley 1386 que motivó un paro, marchas y bloqueos en diferentes regiones del país por parte de gremios y comités cívicos desde hace seis días.

En una conferencia de prensa en horas de la noche desde la sede de Gobierno, el presidente dio a conocer la decisión porque «el país no quiere más zozobra».

El gobierno boliviano sostuvo este sábado un diálogo con algunos sectores con el fin de desarticular las movilizaciones iniciadas el lunes pasado por comerciantes informales, transportistas, comités cívicos y plataformas ciudadanas contra la ley de Estrategia Nacional de Lucha contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y el Financiamiento al Terrorismo.

«Escuchando las demandas del pueblo boliviano, escuchando las demandas sectoriales, nosotros hemos tomado la decisión de abrogar la Ley 1386, con el objeto allanar el camino para que no exista el menor pretexto para seguir enlutando, para seguir maltratando, para seguir paralizando nuestra economía», manifestó Arce. 

«Todo lo que ha pasado está generando miedo, zozobra, incertidumbre, innecesariamente en el país, producto de que hay sectores que tienen otros intereses. Lo que queremos ahora es que podamos tener la tranquilidad de que se reanuden las labores y continuemos construyendo esta economía que necesita del conjunto de todas y todos los bolivianos», agregó. 

Seis días de huelga

El mensaje se produjo en presencia de representantes de los sectores gremiales, campesinos, de transporte y de la Central Obrera Boliviana (COB) afines al gobernante Movimiento Al Socialismo.

Ellos agradecieron que el gobierno «escuche al pueblo» y afirmaron que la población «ya no tiene excusa» para continuar el paro.

El paro se inició el pasado lunes y coincidió con el primer año de gobierno de Arce.

A lo largo de la semana se registraron enfrentamientos entre manifestantes y la Policía y grupos afines al oficialismo que intentaban disipar las protestas, dejando un centenar de detenidos y varios heridos.

En esta jornada se cumplieron seis días de huelga en regiones como Potosí, Cochabamba y Santa Cruz, el motor económico de Bolivia y donde el paro fue seguido con mayor contundencia.

Fuente: dw, efe, @LosTiemposBol