Productor de Machiques denuncia que fue golpeado en un peaje ilegal

Foto: cortesía

Un grupo de indígenas yukpas instala casi que a diario «peajes» ilegales en la troncal 006 donde exigen el pago de 10 dólares en efectivo, 50 mil pesos colombianos o 10 litros de gasolina por vehículo para poder transitar.

En la tarde de este lunes 7 de junio, en el kilómetro 18, a la altura del sector El Llano de la carretera Machiques-La Villa del Rosario, fue golpeado el productor agropecuario Damián Sanatore por este grupo de indígenas mientras transitaba en su vehículo por esa importante carretera nacional.

El productor relató a radio Fe y Alegría Noticias informó que en la carretera nacional Machiques- Maracaibo hay aproximadamente cinco peajes irregulares donde se les exige a los usuarios el pago en dólares en efectivo o litros de gasolina o diésel para poder dejarlos transitar.

“Desde el kilómetro 18 venía pagando 600, 700 mil hasta un millón de bolívares soberanos para poder llegar a mi destino pero a la altura de la entrada El Llano en Machiques me encontré la tranca, ahí permanecí hasta que nos permitieran el paso, pero de pronto la cola empezó a moverse, cuando tocaba mi turno me exigieron 5 y 10 dólares para pasar, pero no tenía, sin embargo, les ofrecí de colaborarle sacando de mi bolsillo cuatro billetes de 200 mil bolívares, pero no los aceptaron porque solo reciben dólares o pesos colombianos para poder permitir el tránsito al municipio”, contó Sanatore.

El afectado aseguró que un hombre de la etnia yukpa le manifestó que el único pago que aceptaban era en moneda extranjera.

“Les respondí que no soy americano, sino venezolano y tengo es  bolívares, de repente una mujer que estaba en ese grupo me hace señas, que me mueva a la derecha, me bajo de la camioneta para entregarle el dinero y me permitieran el paso, pero el grupo de hombres al ver la intención de la mujer se violentaron y le cayeron a palos, piedras a la camioneta, me golpearon en la mano , al ver la turba me monté en mi camioneta para resguardarme pero comenzaron todos a golpear con todo lo que tenían en la mano”.

También denunció que intentaron robarle su teléfono, “como pude salir del sitio golpeado y con la camioneta destrozada al entrar a la capital del municipio alerté a la Guardia Nacional de lo ocurrido, este martes 8 de junio espero formalizar la denuncia acompañado del presidente de la asociación de ganaderos de Machiques (Gadema), además de hacer un llamado de apoyo a los comerciantes de la zona, no podemos seguir permitiendo estos peajes de robos, este es un acto que atenta contra la economía, a diario instalan estos peajes, hoy me quedé golpeado físicamente y con daños de 1000 mil dólares en la camioneta”, denunció Sanatore.

Por su parte la alcaldesa Betty Zuleta calificó como un acto vandálico esta toma, donde se les pide a los usuarios de la troncal 006 combustible y dinero en dólares en efectivo.

La primera autoridad local aseguró que se han reunido con los caciques de la cuenca Macoíta. “Hemos conversado acerca de la situación que está ocurriendo a la altura del sector El Llano, para hacerle un llamado de atención e inclusive en dicho encuentro los diferentes líderes han rechazado estas actuaciones de este pequeño grupo, la mayoría de los habitantes de este sector indígena no apoyan este tipo de actos”.

Zuleta indicó que se ha planteado que la Guardia Nacional poder instale un punto de control para evitar lo que ocurre en el kilómetro 18 y en el 21 donde funcionan perennemente estos peajes irregulares.

Enfatizó que como autoridad local rechaza de manera contundente cualquier toma en la troncal 006, “esta es una vía de tránsito nacional donde se comunican los diferentes estados como el Táchira y otros municipios del Zulia, estamos elaborando los informes respectivos para que se tomen las acciones necesarias con los diferentes organismos de seguridad y se impida que esto siga ocurriendo en el municipio”.

La alcaldesa indicó que no hay razones directas para hacer una toma de este tipo.” Tengo que decir que lo que se está dando es un acto vandálico donde se les pide gasolina y dinero en dólares a los usuarios para permitirles el paso en sus vehículos”.

Reiteró su rechazo de manera contundente a estas actuaciones por parte de un pequeño grupo de yukpas, “los caciques mayores de la cuenca Macoíta también han rechazado de manera enérgica e inclusive han manifestado castigar bajo la cultura y las líneas que reconoce la Constitución de usar los mecanismos necesarios para impedir que esto se mantenga en ese lugar”.

Mientras, los habitantes de la zona y usuarios de la vía nacional hacen un llamado a las autoridades competentes a poner fin a estos peajes irregulares  que atentan contra el libre tránsito de los productores agropecuarios que salen a trabajar a sus fincas y de la comunidad en general.