Productora denuncia expropiación de su finca en Guárico

Productora con papeles en la mano denuncia expropiación de su tierra/ Foto: Noticias Calabozo

Lisbal Villasana, médico veterinario y productora agropecuaria, denunció la invasión a su finca este fin de semana por hombres armados que intentan quedarse con su propiedad ubicada en el caserío Reubicación en Calabozo, estado Guárico.

Desde las afueras del Destacamento 342 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Villasana con papeles en mano mostró que la finca es propiedad de la familia por más de veinte años y posee 30 hectáreas de terreno aptas para la siembra.

“Cuando mis hijos van para allá, ven a ocho personas armadas diciéndole que es propiedad de ellos, yo aquí tengo todos mis papeles adjudicado por el Inti, donde consta que esa propiedad es de nosotros, tengo todo el grupo de Reubicación, del caserío, que puede avalar por nosotros, además de Calabozo, que somos unas personas que lo que hemos hecho es trabajar”.

Agregó Villasana que “acudimos aquí a la Guardia y ellos dicen que ya hablaron con estos señores cantantes que se llaman Esteban Pérez y Darwin Garrido, y que ellos no tienen nada que ver, claro que si tienen que ver, estaban ocho hombres armados amedrentándonos a nosotros que no pudimos ni siquiera conversar”.

La productora manifestó que funcionarios de la GNB procesaron la denuncia y citaron a las personas que invadieron su propiedad para investigar lo ocurrido.

“De la GNB citaron al señor Esteban Pérez y al señor Darwin Garrido para el miércoles a fin de que aclaren lo que está ocurriendo en nuestras tierras”.

La afectada informó que también se va a dirigir al Instituto Nacional de Tierras y al Ministerio Público para realizar los trámites necesarios ante este caso.

Finca sin producción por falta de créditos e inseguridad

Villasana señaló que en su propiedad posee un sistema de riego con perforación de pozo y un canal que va al canal madre para la siembra de arroz, donde hace cinco años se sembraba y cosechaba arroz, pero ante la falta de créditos y la inseguridad que se vive en esta zona rural solo dejaron las tierras para ganado pero hasta eso lo tuvieron que dejar de hacer.

“Tengo una propiedad de 30 hectáreas, taqueadas, con perforación de pozo y un canal que va al canal madre, donde hace cinco años se sembraba arroz, nos fue mal con el arroz decidimos meter unas vacas, al ver que nos robaron todo lo fue la cerca de alambre y el motor que estaba en la perforación tuvimos que cambiarla, esta fina no ha dado chance de recupéranos por todos los robos que hemos pasado”, argumentó Villasana.