Protesta por salarios justos para los docentes invadió las redes sociales

Desde Fe y Alegría se promovió la protesta “virtual” para exigir, mediante mensajes en las redes sociales, un salario justo para los docentes del país a propósito del inicio del nuevo año escolar a distancia.

Este miércoles 23 de septiembre, la etiqueta #DocentesConSalarioJusto logró posicionarse en el tercer lugar de las tendencias en Twitter para Venezuela.

Con distintos mensajes de denuncias, todos los miembros del movimiento de educación popular Fe y Alegría en Venezuela dieron a conocer, una vez más, los bajos sueldos que perciben los docentes actualmente, muy por debajo del costo de la canasta alimentaria.

En Fe y Alegría trabajamos con vocación y empeño, pero los docentes merecen un salario que les permita vivir con dignidad, mantener a sus familias y seguir cumpliendo con su misión de enseñanza.

A casi una semana de que termine el mes de septiembre, un kilo de carne cuesta un millón 400 mil bolívares, medio cartón de huevos cuesta 470 mil bolívares y un kilo de harina de maíz ronda los 370 mil bolívares; sin embargo, el sueldo de un docente apenas llega a un millón 500 mil bolívares al mes. no es justo.

El personal administrativo, docente y obrero, aparte de alimentarse, también necesita comprar medicinas, pagar servicios y mantener a sus familias, pero el presupuesto actual del convenio entre la Asociación Venezolana de Educación Católica y el Ministerio de Educación, no es suficiente.

Desde el primer día de la cuarentena, en Fe y Alegría asumimos el compromiso de la educación a distancia, formando a nuestros docentes para salir airosos de este contexto. Pero es necesario una remuneración justa, digna, que permita vivir 

Fe y Alegría no se niega en inicio del año escolar 2020-2021, pero sí exige mejores condiciones salariales y laborales para poder garantizar a niños, niñas y adolescentes su derecho a una educación de calidad.

Porque justamente la educación popular es nuestra especialidad y por ello trabajamos para construir un país más humano.

Seguiremos luchando por la dignidad del personal docente y activos desde cada rincón de Venezuela.