Protestan por gasolina en Machiques

Foto: Cortesía

Al menos 700 motorizados se apostaron en el kilómetro 50 de la carretera Machiques-Colón, Zulia, tras pasar tres días continuos esperando en la estación de servicio del poblado de Cachamana para ser surtidos de gasolina.

Según indicó José Romero, uno de los habitantes del sector, la falta de electricidad y la caída de la plataforma en un dispositivo de BioPago, han contribuido a que los usuarios de la única gasolinera del poblado de Cachamana, al sur del municipio Machiques; bloqueen la principal vía que comunica a la zona occidental de la región zuliana con los municipios del sur del lago.

Los motorizados, algunos provenientes de sectores lejanos como Aricuizá o Campo Uno, mantendrán la protesta hasta tener una respuesta positiva sobre si podrán abastecer sus vehículos de combustible, por parte de los encargados.

“El miércoles fue porque no hubo servicio eléctrico en la Machiques-Colón, el jueves (ayer) fue por el BioPago estaba caído”, mencionó Romero, en la que agregó que, hasta el mediodía de este 15 de enero, todavía no estaba habilitada la plataforma.

Expuestos

La necesidad pone en jaque a los habitantes de la parroquia Río Negro, cuya principal actividad es la rural y que se han visto afectados por las importantes deficiencias en servicios básicos e infraestructura.

La situación hace difícil mantener las medidas de bioseguridad en el lugar, pues muchos “están varados”, y no les queda otra opción que esperar hasta que se restablezca la plataforma y así poder surtir combustible, ya que las autoridades y los encargados de la gasolinera, aseguran que no pueden despachar, el menos hasta que se restablezca el sistema de BioPago.

Los choferes que frecuentan la E/S Cachamana no solo tiene que enfrentar las carencias y los sacrificios para surtir combustible, sino también los altos costos en la que los revendedores comercializan el carburante.

“El combustible a cinco mil o siete mil pesos (colombianos) es muy costoso”, dice Romero.