Que nadie se quede atrás

Referencial

El foro titulado “Derecho a la Educación en tiempos de crisis”, efectuado este miércoles 14 de octubre, fue el escenario para el lanzamiento del nuevo curso “Retorno Seguro y Respuesta ante Amenazas Múltiples” que promueve en su segunda etapa el Clúster de Educación de Venezuela.

Más que un lema, las organizaciones e instituciones que integran esta concertación social ratifican su compromiso de que nadie se quede atrás en el retorno a los nuevos años escolares de cada país.

Rosangela Orozco, viceministra de comunidades educativas de Venezuela, inició el compartir de experiencias, saberes y aprendizajes obtenidos en la primera etapa tras el decreto de la cuarentena radical.

Afirmó que la educación debe seguir a distancia. Y en ese sentido, el programa educativo del gobierno “Cada familia una escuela” también se ratifica para el inicio del año escolar 2020-2021, con la modalidad multiplataforma.

En su recuento Orozco recordó que Venezuela cuenta con escuelas en zonas rurales, fluviales, indígenas y por supuesto urbanas.

Igualmente, se cuenta con una mesa curricular con la Unesco, Unicef, Save The Children, Fondo Global para la educación, Universidad Abierta de Regoleta de Chile, y otras instituciones y organizaciones sociales en el ámbito educativo que forman parte del Clúster de Educación.

Unicef y Save The Children cuentan con dos nuevos módulos del curso para la educación a distancia y educación en emergencia. El Ministerio los ha incorporado en las instituciones educativas de las 24 entidades del país.

Estrategias como la impresión de guías pedagógicas que se envían las regiones, la televisión, la radio, la internet, visitas en bicicletas a casas de los estudiantes, forman parte de este servicio educativo en este contexto.

También el ministerio de educación comparte un libro que sistematiza las experiencias lugarizadas que se desarrollaron al término del lapso anterior que culminó en julio.

El Clúster también ha dispensado, a orden del gobierno, un número importante de tablet para docentes. Por lo pronto, se ha dotado a maestros de tres estados y en los próximos días se continuará en las otras regiones.

El curso gratuito y abierto, que comenzará la semana próxima, se pasará también bajo el formato televisivo, radio, web y otras modalidades virtuales.

Culmina la viceministra que “resguardando el derecho a la educación de calidad se garantiza el derecho a la vida, a la salud”.

¿Qué ha hecho el Clúster de Educación en Venezuela?

Henry Renna, quien lo coordina, fue el encargado de disertar sobre este camino enfatizando el compromiso de los maestros y comunidades educativas en el país para defender la educación como un bien público y patrimonio de las sociedades de América Latina y El Caribe.

Destaca el desarrollo de las capacidades y saberes que la propia pandemia ha puesto como oportunidades en el descubrimiento de nuevas formas creativas para repriorizar la educación como un derecho universal.

Fortalecer los sistemas de educación pública pasa por la reconversión tecnológica y el desarrollo de capacidades trasmedia de los actores del proceso educativo.

Este curso gratuito defiende la idea de que la educación a distancia no se centra en la última plataforma tecnológica con la que se cuente sino en los equipos humanos de maestros, pedagogos, estudiantes y familias que despliegan y descubren nuevas capacidades e innovaciones pedagógicas . “Esa es la propia centralidad de la educación”, precisa Renna.

Destacó la vinculación en este Clúster de Fe y Alegría con su programa de Escuelas y el Instituto Radiofónico Fe y Alegría a través de su red de radios en todo el territorio nacional y el programa radiofónico La Escuela en la Radio.

Lo técnico también hay que garantizarlo como prioridad

Alejandro Tusa, coordinador de Save The Children en Venezuela, abordó el aspecto técnico del curso “La educación no puede esperar”.

Asegurar que en esta situación, que no es normal, la educación tiene que ser continua a través de las diferentes plataformas tecnológicas.

En segundo lugar garantizar que con el uso de la tecnología se resguarde el aprendizaje sostenido y cualificado de los estudiantes.

Identifican la parte estratégica que contempla la metodología de los procesos pedagógicos. Igualmente distinguir los contenidos, el currículo que instruye el ministerio de educación para desarrollar en el pensum de estudios.

Eso incluye saber combinar las herramientas de la televisión, radio, memoria o chip de dispositivos, tablets, computadoras, teléfonos inteligentes, para que el curso sea viable en línea y off line.

Igualmente incorpora el regreso seguro a la escuela, continuidad de la planificación académica para minimizar los riesgos que implican las amenazas del Coronavirus.

La importancia de la planificación estratégica

Ruth Custode, colíder del Clúster de Educación en América Latina y El Caribe, se encargó de este tema.

Rememoró que esta no es la única crisis que afecta a la Región. Por eso es importante mantener los criterios de la planificación estratégica en términos pedagógicos.

Reveló, sin embargo, que aún muy pocos países en la Región cuentan con un protocolo seguro de regreso a clases.

Otro dato que aportó es que 137 millones de niños se encuentran sin clases presenciales. Se cuentan 154 días sin clases en las aulas. Solo 8 países que han reabierto completamente las escuelas, entre ellos Uruguay y Nicaragua. Este último nunca cerró los planteles.

Custode recomendó recoger y sistematizar esas experiencias para compartirlas en otras realidades.

Lo que busca la planificación es gestionar los riesgos a través de la preparación, capacitación y ejecución de acciones que se emprendan para minimizar los riesgos desde la prevención, respuesta inmediata y recuperación posterior.

Enfatiza que hay que hacer un análisis de los riesgos, de las capacidades y recursos con los que se cuenta para superar las inequidades para generar la respuesta “y también el desarrollo que es clave a ser tomado en cuenta para otros eventos a futuro”.

Resalta la importancia de conocer los riesgos para saber manejarlos y ampliar y mejorar la resiliencia de maestros, autoridades educativas, familias y comunidades educativas.

Para ello se necesita la participación y el involucramiento de todos los actores porque lo primordial es garantizar la continuidad educativa durante una emergencia.

Mientras más días de clases se pierdan más probabilidades hay de que aumente la deserción y la vulnerabilidad de los estudiantes.

Enfocarse en las estrategias para mantener activo el proceso educativo en medio de emergencias sanitarias, por catástrofes naturales o de otro tipo.

Mantener la capacidad operativa no solo de los servicios de la escuela sino del resto de los elementos que componen el continuo educativo. Eso incluye la gestión administrativa, los sistemas de información y manejo de datos, estadísticas.

Esto permite buscar y encontrar otras alternativas educativas como medios masivos de comunciación, mecanismos impresos, tecnológicos.

Alerta que aún no se ha podido llegar a todos. Por eso invita a buscar apoyos de otras organizaciones. Institucionalizar la gestión de riesgos que conlleve a mejorar los sistemas de educativos.

Adaptar los curirculm, adecuar las enseñanzas de las competencias básicas como matemáticas, lenguaje, lecturas y capacidades de las escuelas.

Alerta que deben planficarse y efectuarse simulacros de alertas tempranas, capacitación de los docentes, materiales contextualizados que permiten confrontar y abordar los riesgos y amenazas.

La planificación con enfoque integral parte de las realidades y estructuras existentes incluyendo los entes gubernamentales con evidencias intersectoriales. No se puede trabajar solos. la escuela es el garante habilitante de otros derechos como servicios básicos, entre ellos el agua, salud, recreación, socialización.

La Universidad abierta a los más vulnerables

Rodrigo Hurtado, rector de la Universidad Abierta de Recoleta, explicó que la intención es ofertar un propuesta de acceso y cobertura para los sectores más vulnerables de América Latina.

Es un proceso de articulación abierto y flexible. La universidad nació hace dos años en el marco de un proyecto político que pretende resituir el derecho de la educación como un bien público.

Despliega una oferta formativa sin restricciones de ningún tipo para aquellos que quieren participar.

Cuentan con un cuerpo académico con conocimientos actualizados y contextualizados. También hay temas relativos a la pandemia y sobre el nuevo proceso de consulta que experimentará la sociedad chilena a través de un referéndum para reformar la constitución del país el próximo 25 de octubre. Trina Carmona, gerente de educación en emergencia de Save The Children de Venezuela.

Las inscripciones para el curso siguen abiertas para los interesados a través del enlace https://uardigital.cl/courses/course-v1:UAR+ETC_AL01+2020_2S/about.