¿Qué pasó con María Lionza?

282

El uso o selección de términos cuidadosamente manejados forman parte del “ecosistema” noticioso y manejo informativo con enfoques y objetivos muy definidos de incidencia en la sociedad.

El caso más reciente es la cantidad de calificativos a conveniencia utilizados por el gobierno de Nicolás Maduro para referirse al “traslado” de la estatua de María Lionza del campus universitario de la Universidad Central de Venezuela.

Por su parte, en la UCV, factores políticos o voceros de todas las tendencias, los que están a favor y los están en contra, también han optado por el manejo de “conceptos convenientes”.

Según la UCV

Mediante un comunicado oficial, el Consejo de Preservación y Desarrollo de la UCV denunció la “sustracción y traslado” de la estatua de María Lionza. De acuerdo con el texto, la estatua estaba bajo resguardo en los espacios de la casona Ibarra de la universidad, exactamente en la Dirección de Mantenimiento.

La casa universitaria también asegura que la estatua fue restaurada antes de los años 2011, 2013 y 2015. Incluso, a través del Rectorado habría pedido su reubicación en la ahora avenida Cacique Guaicaipuro en igual número de veces a su restauración.

Además, asegura que la estatua es propiedad de la Universidad Central de Venezuela, según sentencia 1106 del 8 de junio de 2004 del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). La decisión del máximo Juzgado ocurrió en medio de una disputa entre la UCV y la alcaldía del municipio Libertador de Caracas.

Según el gobierno

El Ejecutivo Nacional, a través de su Comisión Presidencial, también emitió un comunicado. Según ese documento, la estatua se encontraba en “estado de abandono desde hace casi 20 años”. También afirman que la estatua estaba “secuestrada” en un lugar de “difícil acceso” para el público.

Según la Comisión Presidencial, en estos momentos la estatua “está a buen resguardo”. No obstante, no dan detalles de su ubicación dando lugar a especulaciones sobre su posible traslado a la montaña de Sorte en Yaracuy.

Está en la montaña de Sorte

Pese al silencio oficial, la Federación Venezolana de Espiritismo se atribuyó el “traslado” de la estatua a la montaña de Sorte, en el estado Yaracuy.

«Nadie se la robó, nadie sometió a los vigilantes de la UCV, nadie violó ninguna sentencia. Acá solo se cumplió con lo que era una deuda histórica con nuestra diosa. Ya está en su casa», se lee en el escrito de la referida Federación.

En las gráficas que se compartieron se muestra un camión de carga pesada que estaría trasladando la estatua a Yaracuy. Aunque no menciona si cuentan con los permisos legales necesarios, en el texto agradecen al presidente Maduro, al hijo del Jefe de Estado, al gobernador de Yaracuy, y otras autoridades por las diligencias.