¿Qué vio Bachelet en Venezuela?

61
Bachelet ONU
Foto | Archivo web

En tres días de estancia de la diplomática en el país caribeño, se registraron 31 protestas donde solo una fue atacada por colectivos.

Este viernes culminó la visita al país de la alta comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos, Michelle Bachelet en la que sostuvo reuniones con familiares y víctimas de violaciones a los derechos humanos.

Bachelet junto a su equipo de expertos arribaron al aeropuerto internacional de Maiquetía la tarde del miércoles y fueron recibidos por el jefe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Venezuela, Peter Grohmann, quien conversó unos minutos con  la diplomática chilena en un espacio de la terminal aérea.

Posteriormente Bachelet fue recibida en la cancillería venezolana donde se reunió con Jorge Arreaza, jefe de la cartera de Exteriores. Al concluir el encuentro el exvicepresidente de la República declaró a la prensa que le manifestó a Bachelet que el presunto bloqueo financiero de las potencias extranjeras “dificulta el avance” del “modelo de protección social” del Gobierno nacional.

“Examinamos los desafíos que tiene nuestro país en materia de derechos humanos”, comentó Arreaza antes de señalar que el Ejecutivo espera la orientación “constructiva” de la oficina de Bachelet en el tema de los derechos fundamentales.

El jueves la diplomática continuó su agenda de encuentros y visitó la oficina en Caracas del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, en tanto ocurría una serie de protestas a las afueras de la mencionada sede y en otros estados del país.

En la primera jornada de la alta comisionada con el sector oficialista, se reunió con el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, y con el fiscal general designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tareck William Saab; Así como con el defensor del pueblo, Alfredo Ruíz, y el ministro de la defensa, Vladimir Padrino López.

En ese sentido, Ricardo Menéndez, vicepresidente de Planificación, solicitó a Bachelet interceder ante el sistema de Naciones Unidas para poder “movilizar los recursos bloqueados” en el exterior por sanciones al gobierno de Maduro para poder comprar medicinas y alimentos.

Víctimas claman por justicia

A partir de las 5:00 pm la exmandataria chilena se reunió en la Universidad Metropolitana con familiares de presos políticos y víctimas de represión en Venezuela, quienes la recibieron con la solicitud de que interceda para que se haga justicia.

Rosa Orozco, madre de Geraldine Moreno, asesinada en 2014, pidió a Bachelet bondad y tiempo para escuchar a las madres venezolanas.

“99% de los casos de los fallecidos permanece impune, y por lo menos en 66% de ellos la Fuerza Armada Nacional es responsable. Señora Bachelet, tenga un poco de bondad en el corazón y oiga a los venezolanos que pedimos justicia”, dijo Orozco a los medios antes del encuentro.

En el recinto universitario también se encontraban representantes de las organizaciones no gubernamentales especializadas en derechos humanos como Katherine Martínez, directora de Prepara Familia, quien puso al tanto a la diplomática de la “crisis humanitaria de instalación lenta que se vive en Venezuela”.

“Le informamos que en el 85% de los centros de salud de todo el país existe escasez de medicamentos y que desde hace dos años está suspendido el programa de procura de órganos”, expresó luego de la reunión a Radio Fe y Alegría Noticias.

Por su parte, Alfredo Romero, director de Foro Penal Venezolano dijo a la prensa que se logró sensibilizar a la alta comisionada sobre la situación de los presos políticos.

Añadió que tuvo la oportunidad de “exponer la situación global de más de 15 mil personas que han sido detenidas desde el año 2014, víctimas de lo mismo que viven en este momento 687 presos políticos”.

El viernes se reanudó la agenda de encuentros con un diálogo que sostuvieron en el Palacio Federal Legislativo entre la alta comisionada y el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

Tras la reunión, Guaidó detalló que le trasladó sus preocupaciones a Bachelet sobre la situación de los presos políticos y la violación de los derechos humanos.

“Hay un reconocimiento explícito e implícito de la crisis en Venezuela. Ayer (el jueves), ella estuvo casi cinco horas reunida con familiares de víctimas. Está muy preocupada”, aseguró.

Más tarde, Bachelet se reunió con el presidente Nicolás Maduro quien se comprometió a “asumir con seriedad” las recomendaciones de la representante de la ONU.

“Le he dicho que puede contar conmigo, como presidente, para tomar con toda la seriedad sus sugerencias, sus recomendaciones y propuestas”, indicó Maduro luego de despedir a Bachelet en el palacio presidencial de Miraflores.

Pidió retomar negociaciones

En el balance de su visita, Michelle Bachelet se mostró conmovida por la situación de los presos políticos y pidió su liberación, pero también destacó su preocupación por los efectos de las sanciones (establecidas por Estados Unidos) sobre la industria petrolera.

“Fue profundamente doloroso escuchar el anhelo de las víctimas de los familiares por obtener justicia ante graves violaciones de los derechos humanos o víctimas de la violencia política por ser partidarios del régimen (…) Tenemos el compromiso expreso del Gobierno para llevar a cabo una evaluación de la Comisión Nacional de la Tortura, así como para evaluar los principales obstáculos en el acceso a la justicia del país”, detalló Bachelet.

Asimismo anunció un acuerdo con el Gobierno nacional para establecer dos delegados de su oficina de modo permanente en el país para el monitoreo, asesoría y asistencia técnica.

También pidió al mandatario nacional y a la oposición retomar las negociaciones como mecanismo para solucionar la crisis. “He apelado a los líderes políticos para que participen en el diálogo construido por Noruega”, dijo antes de abordar un avión en el aeropuerto internacional Simón Bolívar.

Colectivos a raya por visita

En tres días de estancia de Bachelet en Venezuela se registraron manifestaciones de pacientes para reiterar la crisis de salud, profesores alarmados por la situación educativa y periodistas rechazando la censura.

En total ocurrieron 31 protestas a propósito de la visita, según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS).

Marco Antonio Ponce, director del OVCS aseguró que solo una protesta fue atacada por colectivos, “porque el resto transcurrieron en calma”.

“En 2019 unas 61 personas han sido asesinadas durante protestas, mientras otras seis fueron víctimas de ejecuciones extrajudiciales por organizarlas. Creemos que no hubo represión por la presencia de Bachelet”, acotó.