Reino Unido da luz verde a extradición de Julian Assange a EEUU

56
Extraditarán a Julian Assange a EEUU
Fotografía de archivo del fundador de Wikileaks, Julian Assange. Foto: David Silver | Cancillería de Ecuador.

La ministra británica de Interior, Priti Patel, firmó la orden para extraditar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a Estados Unidos.

Julian Assange, fundador de WikiLeaks, se podría enfrentar  a una sentencia de hasta 175 años de cárcel por espionaje e intrusión informática

El pasado 20 de abril, un juez británico emitió una orden de entrega del periodista a EEUU para ser considerada por el Gobierno del Reino Unido.

Assange tiene aún 14 días para recurrir la decisión del Gobierno, siguiendo la recomendación favorable a la extradición remitida el pasado mes de abril.

Parte del comunicado

El Departamento de Interior informó en un comunicado: Que ha tenido “en consideración” la recomendación judicial y se ha pronunciado a favor de la extradición.

El comunicado recalca que los tribunales no han estimado que el proceso de extradición de Assange sea “opresivo, injusto o abusivo”, ni “incompatible con derechos humanos”.

También dice que: Assange tendrá derecho a “un juicio justo y a la libertad de expresión y será tratado apropiadamente en relación con su salud”.

La lucha sigue

Wikileaks considera que es “un día negro para la libertad de prensa y la democracia británica”. Confirmó la presentación de un recurso que dilatará el proceso.

Stella Assange, esposa del activista australiano ha prometido, según la agencia EFE,  llevar la batalla legal hasta el final.

La organización no se rinde y, pese a que asume que el proceso está siendo “largo y tortuoso”, aún confía en el éxito de la “batalla legal”.

Varias organizaciones se han sumado a las críticas, entre ellas Reporteros Sin Fronteras (RSF) y Amnistía Internacional (AI)

Agnes Callamard, de Amnistía Internacional,  considera que el caso Assange envía un “escalofriante mensaje” a los periodistas de todo el mundo.

Dato extra

Assange fue detenido en abril de 2019, después de casi siete años recluido en la Embajada de Ecuador en Londres.

El fundador de Wikileaks se refugió en un primer momento en la Embajada para evitar su posible extradición a Suecia.