Residencias universitarias en Mérida están abandonadas

Foto: cortesía

La ciudad de Mérida se ha convertido, por excelencia, en la ciudad universitaria de Venezuela.

Distintos jóvenes se trasladan hasta este estado de la región andina para cursar sus estudios académicos en la Universidad de Los Andes. Es por ello que el deterioro de su infraestructura ha causado tanto revuelo en estudiantes, profesores y demás personal universitario.

Las residencias femeninas “Mamá Chela” de la Universidad de Los Andes fueron fundadas hace 60 años con el propósito de acoger estudiantes foráneas y becadas, para así brindarles un apoyo mientras culminan su proceso académicos en esta casa de estudio.

Sin embargo, esta institución no escapa de la crisis económica que vive la universidad hoy en día.

A pesar de ser una residencia para estudiantes, presenta dificultades en su infraestructura, así como también con el gas doméstico, la electricidad, el agua potable y el Internet.

Marcos Pino, director de Asuntos Estudiantiles de la Universidad de Los Andes (DAES-ULA), manifestó que una de las becas más importantes que puede tener una estudiante universitaria son estas residencias, puesto que el alquiler de una habitación en la ciudad de Mérida puede costar 30 dólares mensuales.

Pino aclaró que “en estos momentos tan difíciles que vive el país hemos intentado ayudar con alimentos e insumos de limpieza a estas jóvenes que tienen el único propósito de cumplir su meta que es graduarse de la Universidad de los Andes”.

Estas residencias reciben a 120 estudiantes, sin embargo, hoy en día solo se mantienen 13 producto de la pandemia de la COVID-19 ya que algunas decidieron regresar a sus hogares para pasar la cuarentena en compañía de sus familiares. Mientras que otras decidieron quedarse para no perder sus trabajos y no ser una carga más para sus padres.

Por Claudia García | Radio Fe y Alegría Noticias