Restos de un cohete chino podrían caer sobre Venezuela

Foto: referencial.

Las principales agencias espaciales internacionales y los organismos de defensa de varios países, entre ellos Venezuela, se encuentran en alerta debido a la caída de los restos de un enorme cohete chino.

Se trata de la primera etapa del Long March 5B, que fue lanzado al espacio la pasada semana con el primero de los módulos que integrarán la nueva estación espacial china.

El Long March 5B es uno de los cohetes más nuevos y pesados ​​de la flota china. Con un peso de alrededor de 20 toneladas, se lanzó desde la isla de Hainan el 29 de abril con el módulo Tianhe, que contiene lo que se convertiría en alojamiento para tres tripulantes en una estación espacial china permanente.

China ha anunciado que planea diez lanzamientos más hasta 2022, ¿servirá este suceso y el ocurrido en 2020 como aprendizaje para que no vuelva a estrellarse?

Tras llevar a cabo la tarea de poner en órbita las nuevas instalaciones, parte del cohete, que mide casi 50 metros, volverá a ingresar en la atmósfera. Aunque probablemente la mayoría de estos trozos se desintegren antes de llegar al suelo, el problema es que algunos restos queden intactos y se desconoce el lugar y la fecha exactas en las que acabarán cayendo.

El mapa de alerta por la llegada de esos restos muestra los países donde podría caer, entre ellos España, aunque el norte de la península quedaría fuera de la zona de peligro. Sin embargo, países como Colombia, Ecuador, Venezuela, Brasil y Argentina esperan con incertidumbre la trayectoria del cohete.

Los especialistas estiman que el cohete se estrelle contra la superficie el 9 de mayo.

Sin embargo, según apuntan diversos reportes, hay pocas posibilidades de que aterrice en un área habitada y lo más seguro es que caiga inofensivamente en el océano.

Con información del Diario ABC y Sputnik.