Rusia cierra la llave del gas a Europa a través de Polonia

El gigante del gas ruso Gazprom anunció a través de un comunicado que deja de usar el gasoducto Yamal-Europa que pasa por Polonia.

La compañía ha dejado de utilizar este ramal -clave en el suministro de gas en el caso de que se cierre el grifo por la vía ucraniana-, por orden explícita del Kremlin, refiere el comunicado según EFE.

La decisión del gobierno de Vladímir Putin prohíbe a Gazprom cooperar con EuRoPol GAZ, la compañía propietaria de la sección polaca del oleoducto.

El corte se enmarca en un nuevo paquete de sanciones rusas contra 31 empresas de la Unión Europea, Estados Unidos y Singapur en respuesta a las sanciones occidentales.

Gazprom ya había parado los suministros a Gazprom Germania GmbH en represalia por las sanciones de Europa por la guerra en Ucrania.

El paquete de sanciones aprobado por Moscú también incluye la prohibición de transacciones y la entrada en puertos rusos de barcos vinculados a las empresas en cuestión.

Regiones afectadas

La medida ha provocado una fuerte tensión en el mercado del gas que en estos momentos sube un 14% pero ha llegado a tocar hasta incrementos del 20%.

En caso de que se produzca un «apagón», es decir, el cese total de las exportaciones rusas de energía en el tercer trimestre de 2022, los países que dependen en gran medida del gas ruso, como Bulgaria, Hungría, Alemania, República Checa, Eslovaquia, Países Bajos, Austria, Rumanía, Italia y Polonia, serían los que más dificultades tendrían el próximo invierno.