Informe muestra preocupación por salud sexual de adolescentes venezolanas

127
Foto: Archivo.

La periodista María Laura Chang, quien participó en la elaboración del informe “Mujeres que resisten: Sobrevivir a una Venezuela en crisis”, dijo que existe una preocupación en relación a la salud sexual y reproductiva en adolescentes y mujeres venezolanas.

“Más del 70% de las consultadas no usa ningún tipo de anticonceptivos, lo que ocasiona embarazos no deseados, que resultan en hijos no deseados que complican a la mujer en su desarrollo”, contó a través del programa En Este País que transmite Radio Fe y Alegría Noticias.   

El informe fue publicado por la Red de Mujeres Constructoras de Paz, en donde abordaron a través de una encuesta temas relacionados con sexualidad, violencia de género, acceso a la educación y participación de la mujer en la política.  

La encuesta se realizó a 936 mujeres en los estados Anzoátegui, Barinas, Bolívar, Carabobo, Delta Amacuro, Distrito Capital, Lara, Mérida, Portuguesa, Sucre y Táchira.

Chang también destacó que aun cuando existe disponibilidad de anticonceptivos en el mercado, sus “altos precios son prohibitivos” para la mayoría de las mujeres que se encuentran en situación de pobreza.

“También debemos sumar a este último factor la poca educación sexual, considerando que en Venezuela no existe un plan integral sobre este tema en las escuelas, por no ser ‘prioritario’”, apuntó.

Aún existe desconocimiento

Otro de los puntos importantes abordados en esta consulta fue la violencia de género. La Red de Mujeres Constructoras de Paz constató que la mayoría de las mujeres no saben a dónde acudir frente a una situación de maltrato.

“Recordemos que la violencia doméstica, puede ser generada por parejas, esposo, novio, familiares, pero también tenemos el acoso callejero, sexual y digital”, señaló Chang.   

La periodista señaló que el 21% de las encuestadas no sabe a dónde acudir en caso de sufrir o ser testigo de un caso de violencia de género, pese a los esfuerzos hechos por instituciones y ONG.

“Esto nos hace pensar que estos programas están siendo mal ejecutados, mal planificados y que se necesitan programas de políticas públicas de mayor énfasis en el contexto de la crisis que se vive en el país”, dijo.

Oportunidades en educación

Según el informe, a las casi mil mujeres que se les realizó la encuesta se les preguntó si convivían con niñas y jóvenes en edad escolar en su hogar.

A ese porcentaje que respondió, se les preguntó si estaban inscritas en centros o institutos educativos y el 96% dijo que sí estaban inscritas, pero sólo un 68% señaló que asistían a clases de manera regular.  

“Esto quiere decir que muchas niñas y adolescentes están cuidando hermanos y familiares o trabajando, ya sea que lo hacen para sostener a la familia o buscar su propio sustento, lo que significa que están dejando de cultivarse internamente y profesionalizarse a través de una educación adecuada”, puntualizó.    

Desde la Red de Mujeres Constructoras de Paz recomendaron considerar la perspectiva de género en las políticas públicas educativas.

“No es lo mismo que una niña no vaya a la escuela a que un niño deje de hacerlo. Probablemente esa niña termine siendo víctima de trata, por su vulnerabilidad termine quedando embarazada. Se pueden aplicar programas que inviten a que las niñas se mantengan en las escuelas estudiando, que no se les impongan trabajos de cuidado o que se vean obligadas a salir a la calle para trabajar y comer”, sentenció.