Estudiantes del turno de la tarde perdieron el año escolar

Machado asegura que los estudiantes no están en condiciones para culminar el año escolar | Foto: blog de SINVEMA

El presidente del Sindicato Venezolano de Maestros, Edgar Machado, afirmó que el próximo período escolar va a ser “bien triste”, augurando deserciones en los diferentes niveles.

Según el educador, su razonamiento se basa en el hecho de que los estudiantes no están en condiciones de mostrar un buen rendimiento en clases pues la mala alimentación, los problemas con los servicios públicos y los ajustes al horario escolar, obstaculizan de manera considerable su aprendizaje.

Machado explicó que con el nuevo horario especial establecido por el gobierno nacional, los estudiantes del ciclo básico estarían recibiendo unos 87 días de clases para el turno de la mañana y 56 para el turno de la tarde. Menos del 50% de los 200 días hábiles establecidos legalmente.

Agregó que, según la normativa venezolana, un estudiante que haya asistido a clases sólo 70 de esos 200 días, pierde el año por inasistencia: “los del turno de la tarde, que no le dieron clases los 71 días, perdieron el año escolar”, señaló.

“Sueldos de hambre”

El docente informó que otro de los aspectos que afectará el arranque del nuevo año escolar es la situación laboral en que se encuentra su gremio, afirmando que el Ministerio de Educación “viene violentando la contratación colectiva”.

“Tenemos sueldos de hambre. No nos alcanza para poder cubrir ni siquiera la canasta básica que está en 2 millones 600 mil bolívares. El pago de un docente I está en 70 mil bolívares mensuales; no nos alcanza ni para sobrevivir”, manifestó.

Agregó a este problema el acoso laboral que, en su opinión, viven los docentes. Relató que del 22 al 24 de enero, en los que el Ejecutivo nacional suspendió las clases, el Ministerio de Educación imputó “abandono de cargo” a 18 mil docentes a nivel nacional, suspendiendo sus salarios hasta por tres quincenas.

Maestros que se van

El sindicalista aseguró que tras visitar distintas escuelas y liceos de la ciudad de Caracas, pudieron determinar que un aproximado de 204 docentes abandonaron las aulas durante el año escolar 2018 – 2019.

Señaló, además, que otro grupo de compañeros está esperando el cierre del período actual para “renunciar al sistema educativo y ponerse a trabajar en otra cosa que le de mejor beneficio”, expresó.