Sentenciaron a tres Polidelta por asesinato de dos waraos

Los funcionarios de Polidelta sentenciados a cárcel son: Joel María González Carrión, Jonnattan de La Cruz Trinitario y Yoenner Figueroa. De acuerdo con El Periódico del Delta, la sentencia fue tomada el 22 de septiembre de 2021.

El primero fue sentenciado a 26 años de prisión, mientras que el segundo y tercero fueron sentenciados a 7 años. Los tres condenados eran señalados por el asesinato de los jóvenes waraos Jonás Alcántara y Jesús Zambrano de 19 y 21 años, respectivamente.

Joel María González Carrión fue acusado y sentenciado por los delitos de homicidio calificado por motivos fútiles e innobles, y uso indebido de arma orgánica.

Mientras que Jonnattan de La Cruz Trinitario y Yoenner Figueroa fueron sentenciados solo por el delito de uso indebido de arma orgánica.

Otros dos funcionarios de Polidelta que fueron sometidos al proceso judicial por el mismo caso fueron declarados «no culpables».

La sentencia de los tres funcionarios y la declaratoria de «no culpable» de otros, ocurre cuatro años después del crimen. El asesinato sucedió en medio de una manifestación de calle en un tramo de la carretera nacional de Tucupita, en el 2017.

Polidelta y GNB

Venezuela vivía los momentos más críticos de la actual crisis humanitaria. Sin alimentos, severa crisis económica y un complejo ambiente de desesperación caló en la sociedad civil deltana como en el resto del país.

El 22 de septiembre de 2017, lo que inició como una protesta por la venta de alimentos sugeridos en la troncal 15 de la carretera nacional, terminó con dos muertos al final del día.

Ese día, el descontrol social tomó la calle, y varios grupos de personas de varias comunidades se agolparon en las afueras del centro de acopio de alimentos de la desaparecida Mercal.

En medio de la protesta, un grupo habría intentado saquear el alimento resguardado en el centro de acopio. La presencia de funcionarios de la policía estadal y de la Guardia Nacional Bolivariana impidió el hecho.

Según las primeras denuncias, «los funcionarios» dispararon contra la multitud, donde dos jóvenes waraos resultaron mortalmente heridos.

Las indagaciones posteriores determinaron la responsabilidad de los funcionarios de Polidelta, y exculparon a los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana.