Sube a 45 el número de muertes por COVID-19 en Brasil

El presidente del país, Jair Bolsonaro, criticó una vez más la cuarentena decretada por algunos gobernadores y calificó a la enfermedad de
El presidente del país, Jair Bolsonaro, criticó una vez más la cuarentena decretada por algunos gobernadores y calificó a la enfermedad de "una gripecita"

El balance de muertos por COVID-19 en Brasil subió a 46 en apenas 24 horas, según un informe del ministerio de Salud.

La cifra señala un aumento del 35% de las cifras compartidas el lunes. Además, el número de casos positivos también subió de 1.891 a 2.201, lo que representa un total de 310 casos nuevos.

En el país, el estado de Sao Paulo tiene el mayor número de personas infectadas y fallecidas, con 810 y 40, respectivamente. En segundo lugar está Río de Janeiro con 305 casos positivos y seis fallecimientos.

“Una gripecita”

A pesar de los números, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, atacó una vez más las medidas de aislamiento y cuarentena decretadas por algunos gobernadores.

“En mi caso particular, en el caso de que fuera contagiado, no precisaría preocuparme porque sería una gripecita, un resfriadito”, señaló.

Bolsonaro criticó las medidas de confinamiento y cuarentena tomadas por los gobernadores de Sao Paulo y Río de Janeiro, precisamente las regiones con el mayor número de casos de COVID-19.

“Debemos volver a la normalidad. Algunas pocas autoridades estadales y municipales deben abandonar el concepto de tierra arrasada, prohibiendo el transporte y cerrando comercios (…) Está demostrado que el grupo de riesgo son las personas por encima de 60 años. Entonces, ¿Por qué cerrar escuelas?”, dijo.

Por último, el jefe de Estado reconoció el trabajo de los profesionales de la salud y aseguró que el país lo tiene todo para “ser una nación grande”.

Por otra parte, el ex presidente brasilero Fernando Henrique Cardozo criticó las palabras de Bolsonaro y opinó que el país se encuentra en un momento grave dentro de la pandemia.

“El momento es grave, no es apropiado politizar, pero oponerse a los infectólogos va más allá de los límites. Si no te callas, estarás preparando el final. Y el suyo es mejor que el de toda la gente, es mejor rectificar y callar”, dijo Cardoso en Twitter.