Suecia podría ser la primera sociedad en eliminar el efectivo

Suecia podría eliminar el efectivo

El banco central de Suecia, Riksbank, anunció que empezó a probar su nueva criptomoneda, el e-krona, con el fin de digitalizar oficialmente la gestión de transacciones financieras del país.

La iniciativa del gobierno sueco llega después de que un estudio de octubre de 2019 demostrara que más de 7 millones de suecos prefieren los pagos electrónicos al dinero en efectivo. Teniendo en cuenta que Suecia cuenta con algo más de 10 millones de habitantes, esto supondría 7 de cada 10 suecos.

Según el estudio, 10% de los consumidores y comercios suecos usan la plataforma de pagos móviles Swish, 33% prefieren tarjetas de crédito o débito y 25% pagan con transferencias bancarias antes o después de hacer sus compras.

De hecho, centenares de comercios en Suecia ya avisan específicamente en sus puertas que no reciben dinero en efectivo.

E-krona busca competir con la banca privada

En el año 2012, los seis bancos más grandes de Suecia lanzaron una aplicación de pagos móviles llamada Swish.

Su objetivo inicial era el de facilitar la transferencia de dinero entre personas, pero su popularidad la llevó a convertirse en una plataforma de comercio electrónico completa.

Es tan popular, que según la firma NS Banking, para el 2019 se movían más de 2 mil 100 millones de euros al mes a través de ella.

Esto ha alarmado al gobierno, que expresó su preocupación por que la banca privada controle las transacciones financieras del país y el impacto que eso podría tener en la confianza del público.

Así, e-krona intentará cumplir el mismo rol oficial de la corona sueca, pero con las ventajas del dinero digital que tanto ha calado en la población.

“Mientras que las empresas privadas están motivadas por las ganancias, el Banco Central se centraría en ofrecer un bien público”, explicó Gabriel Södergerg, economista de esa entidad a Technology Review (fuente en inglés).

La primera sociedad sin efectivo para el 2.023

Según el economista, las pruebas de la e-krona terminarían en febrero de 2021, y los analistas señalan que los comerciantes dejarían de recibir efectivo para el año 2023.

Sin embargo, Söderberg explicó que podrían hacer falta más pruebas y que, de momento, no emitirán ninguna.

“No hay decisión sobre la emisión de e-krona, cómo estaría diseñada o qué tecnología debería usarse. Es una decisión muy grande para que la tome sólo un banco central, al menos en el contexto sueco”, dijo el experto.

Para él, la decisión de emitir una moneda digital oficial debería involucrar a los ciudadanos suecos.