Tensión en Ucrania por situación de rehenes

El vehículo fue secuestrado con 20 personas dentro, el atacante arrojó una granada, pero el artefacto no estalló. Foto: @liveuamap

Momentos tensos se viven en Lutsk, Ucrania, después de que un hombre armado y portando explosivos secuestró un autobús con 20 personas a bordo.

El hecho ocurrió a las 9:00 de la mañana de este martes, hora local (2:25am en Venezuela), cuando un ciudadano llamó a la policía diciendo que habían secuestrado un autobús. Se trataba del mismo secuestrador, quien incluso disparó su arma durante la llamada.

El bús permanece detenido en la plaza del Teatro de Lutsk con las cortinas extendidas, lo que hace más difícil controlar la situación del atacante y sus rehenes.

De acuerdo con las fuerzas policiales, el secuestrador, identificado como Maksym Kryvosh, de 44 años, había estado en prisión anteriormente y estaba bajo tratamiento psiquiátrico. Entre sus exigencias, demanda que los líderes políticos se declaren terroristas.

“Lanzó una granada desde el autobús, que afortunadamente no estalló”, detalló un comunicado de las fuerzas antiterrorismo de la policía.

Por otro lado, el presidente del país, Vladímir Zelenski, informó que está siguiendo personalmente el caso y hacen todo para liberar a las víctimas, que hasta el momento de la redacción de esta nota continúan junto al hombre dentro del vehículo.

“Estamos al control de la situación. Estoy conversando con nuestros especialistas que están en Lutsk. Los profesionales están haciendo todo por liberar a nuestros prisioneros”, declaró.

Igualmente, el ministro del Interior, Anton Herashchenko, aseguró que intentan negociar con el hombre para resolver la crisis “por medio de negociaciones”.