Trabajadores de la salud en Anzoátegui condenan las detenciones injustificadas del personal

255

Este miércoles 10 de agosto trabajadores de la salud en el estado Anzoátegui rechazaron las detenciones injustificadas contra médicos, enfermeras y personal obrero que labora en los centros de salud.

Indicaron en el hospital Luis Razetti de Barcelona, los profesionales de la salud son “acosados”.

Expresaron que estas acciones tienen como objetivo “sembrar miedo” para que no reclamen sus derechos y beneficios.

Vale destacar que el antecedente más reciente de una situación de acoso ocurrió en la tarde del pasado martes 9 de agosto, cuando efectivos de la Policía Nacional Bolivariana se llevaron detenida a una médico residente del anexo pediátrico del nosocomio, identificada como María Victoria Díaz Gómez.

Los funcionarios detuvieron a Gómez por pedirle a familiares de pacientes que desalojaran el área de emergencia, pues tenían una niña en delicado estado de salud.

Al parecer, entre las personas se encontraba una mujer que alegaba ser jueza y por tal razón ordenaría su captura.

Aproximadamente a las 3:30 de la tarde los funcionarios se llevaron esposada a Díaz Gómez hasta el Servicio de Investigación Penal, donde le tomaron unas declaraciones para dejarla en libertad a las 8:30 de la noche.

Ante lo que consideran una injusticia, un grupo de médicos, enfermeros y demás personal realizaron una protesta en las puertas del principal centro asistencial de la entidad durante la mañana de este miércoles.

“En una sola voz, todos los sindicatos del sector salud exigimos al gobernador, Luis Marcano, y al presidente de la república que ya basta de los atropellos que tienen en contra de los trabajadores del Razetti. En dos semanas se han llevado detenidos tres médicos, tres enfermeras y tres obreros. Basta ya de estos abusos de poder”, dijo Edisson Hernández, coordinador del Movimiento de Trabajadores de la Salud.

Hernández reiteró que la doctora fue “humillada” por ejercer sus funciones, pues “no había ninguna razón para que la tuvieran más de cinco horas detenida”.

“Ayer eramos héroes, hoy nos llaman villanos, nos mandan a la policía, nos meten presos. Exigimos al señor gobernador que tome cartas en el asunto porque estamos cansados del hostigamiento a la clase trabajadora”, dijo el sindicalista durante la protesta.