Trabajadores sanitarios cargaron urnas por el entierro de sus salarios

Foto: José Riera

Diciembre arrancó con movilizaciones de sectores laborales en Caracas exigiendo mejoras sustanciales en materia salarial.

El abreboca de las protestas lo pusieron trabajadores de la salud que partieron desde la Plaza Francia de Altamira hasta la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD.

Lo característico de esta marcha es que los funcionarios, entre los que se encontraban médicos, enfermeras, camilleros, administrativos y obreros, cargaban varias urnas como símbolo para reflejar que sus salarios “estaban enterrados”.

También se sumaron a la movilización docentes activos, jubilados, empleados públicos y petroleros.

Algunos de los féretros de cartón llevaban letreros “QEPD” y billetes de 500 bolívares (aunque vigentes pero sin valor alguno ante la hiperinflación) pegados en las tapas y otras pancartas que también mostraban frases como “el dólar sube y el hambre crece” y “Salarios justos”.

“Hoy queremos resaltar que el gobierno ha enterrado el salario de los venezolanos, y nosotros debemos dejarle claro al país y al mismo gobierno que reiniciamos nuestra lucha con fuerza y de aquí en adelante vamos a recuperar el nivel de vida que queremos los trabajadores que será impulsado a través de la protesta”, dijo José Torres, secretario general de la CTV en declaraciones a los medios.

El rechazo a las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, por considerarlas fraudulentas, también fue otro de los motivos presentes en esta jornada.

Los dirigentes sindicales que aparecieron en la marcha de este martes aseveraron que estas protestas se van a mantener en las calles del país durante los próximos días.