Tribunal inició juicio por atentados en París en el 2015

15

El Tribunal de lo Criminal de París inició el proceso de juicio por los hechos relacionados con los atentados en París y se espera que el proceso dure nueves meses.

Jean-Louis Periès, presidente del Tribunal de lo Criminal de París, informó que todo el proceso de juicio se llevará cabo en la sala Bataclan.

El Tribunal inició el juicio con cincuenta minutos de retraso, informaron varios medios internacionales.

Durante este juicio, serán llevados ante el Tribunal de lo Criminal a 20 yihadistas señalados por su presunta vinculación con los atentados ocurridos el 13 de noviembre de 2015 en París y Saint Denis.

Aquel 13 de noviembre fueron ejecutados tres ataques simultáneos. Actuaron tres comandos en el Estadio de Francia de Saint-Denis, en las terrazas de los cafés parisinos y en la sala de conciertos Bataclan.

De acuerdo con la prensa francesa, cerca de cincuenta personas fueron autorizadas a ingresar al recinto donde se desarrolla el juicio.

Por su parte, 300 abogados actúan como demandantes a favor de las víctimas y más de 30 juristas defienden los derechos de los acusados.

Trascendió que dado el impacto de lo ocurrido en noviembre de 2015, construyeron diez salas para los periodistas que cubrirán este juicio. Al menos, 141 medios de comunicación fueron acreditados y todos estarán apostados en las salas adjuntas del salón de juicio.

El balance oficial estableció que durante el ataque, 130 personas resultaron muertas y cientos de heridos cuya exactitud no fue precisada.

Tribunal inició juicio con catorce acusados en sala

Pese a que el juicio será contra veinte personas, durante el proceso estarán presentes catorce de los señalados. El resto, es decir, los seis miembros faltantes pudieron haber caído durante las operaciones contra miembros del Estado Islámico en Oriente Medio.

Entre los acusados, el principal implicado es Salah Abdeslam, por ser el único de los diez miembros de los tres comandos que sembraron el terror aquella noche del 13 de noviembre de 2015 que sigue vivo.

Por su parte, el gobierno francés advirtió que con el inicio de este juicio, el riesgo de un ataque terrorista aumenta. Ante esta posibilidad, optaron por activar dispositivos extraordinarios de seguridad en toda la jurisdicción de Francia.