UDO de San Félix es objeto del hampa por segunda vez en lo que va de año

Transformador desmantelado

La Universidad de Oriente, núcleo San Félix, Bolívar, ha sido objeto del hampa una vez más. Franklin Rodríguez, representante del movimiento estudiantil de la UDO, denunció que un grupo de asaltantes irrumpió en la casa de estudios y hurtaron parte de un transformador que suministra energía eléctrica a la institución.

Este es el segundo robo que se perpetra en la universidad en lo que va de año. El primero fue a mediados de enero cuando se llevaron la mitad del techo de una de las canchas deportivas.

Rodríguez afirmó que la Policía Municipal presta apoyo de vigilancia, pero solo una parte de la noche y que por la maleza que arropa gran parte de las instalaciones, es bastante difícil asegurar toda el área.

El estudiante aprovechó el contacto con Radio Fe y Alegría Noticias para denunciar las malas condiciones en las que se encuentra la universidad. Con este último robo se terminó de deteriorar el sistema eléctrico, desde hace varios meses no cuentan con agua potable, carecen de pupitres y la maleza y basura abundan en cada rincón.

Rodríguez informó que hace unos meses un equipo de Hidrobolívar asistió al núcleo para hacer trabajos de reparación en tuberías de aguas, rompieron parte de la entrada principal para sustituir unos tubos y estos trabajos no fueron ejecutados. A la fecha continúan sin agua y con un enorme agujero en la entrada, que podría convertirse en una cárcava, según declaraciones del dirigente estudiantil.

Por otra parte, Rodríguez reconoce la labor del departamento de servicios generales y vigilancia, quienes por iniciativa propia han iniciado trabajos de limpieza en algunas áreas de la universidad. Así mismo felicita a profesores y personal administrativo por continuar cumpliendo con sus deberes, a pesar de percibir un sueldo que “no alcanza ni para comprar una harina pan”.

El estudiante de administración manifestó también su preocupación por los compañeros que no cuentan con teléfonos celulares o computadoras para conectarse a internet y recibir clases.  Esta situación ha provocado la deserción de un numeroso grupo de estudiantes.

El Movimiento Unidad Estudiantil expresó su intención de continuar trabajando por la universidad en conjunto con las autoridades. Por tal motivo dicen estar abiertos a conversaciones que lleven a buscar soluciones para beneficiar a toda la comunidad estudiantil.