Un 80% de asistencia se registró en escuela “Ramón Ignacio Guerra” de Mérida

Foto: Radio Fe y Alegría Noticias

Tras el inicio de las clases presenciales en el país, la Unidad Educativa “Ramón Ignacio Guerra”, ubicada en el sector La Pedregosa de la ciudad de Mérida registró en su primer día de clases un 80% de asistencia de estudiantes, organizados en dos grupos.

El profesor César Corredor, director del plantel, dijo a Radio Fe y Alegría Noticias que iniciaron las clases presenciales bajo dos horarios, correspondientes a los alumnos de educación inicial, preescolar y los dos grados de educación básica para evitar aglomeración en las aulas de clases y minimizar los contagios del COVID-19.

“Hasta los momentos la asistencia ha sido la esperada, los grupos los dividimos en dos, hoy le toca al primer grupo y el día jueves al segundo, tenemos una asistencia de 15 niños y niñas por sección, hoy lunes 25 ha llegado un 80% de alumnos de la totalidad que esperábamos en el día de hoy que asistieran, el personal docente se reincorporó al 100%”, aseguró Corredor.

El director igualmente destacó que en el primer día de clases los niños se han sentido motivados y contentos tras permanecer en casa por un largo tiempo y que hoy ya pueden reincorporarse a las aulas de clases y compartir con sus compañeros.  

Este centro educativo cuenta con una matrícula de 715 estudiantes desde educación inicial, preescolar, primaria y media general. Tiene 67 docentes distribuidos en los tres niveles y modalidades y personal administrativo 8 personas.

Estudiantes deben llevar sus insumos contra la COVID-19

En reuniones previas al inicio de año escolar, la directiva, docentes, los padres y representantes sostuvieron una reunión donde acordaron que cada niño debe llevar sus insumos para cumplir con las medidas de bioseguridad dentro y fuera del salón de clases.

“A Dios gracias, todos los niños lo han traído hoy, tienen sus mascarillas, tapabocas, gel antibacterial y alcohol, la institución cuenta con agua potable”, mencionó el director.

Resaltó que en condiciones generales la institución se encuentra apta para recibir al estudiantado. Sin embargo, precisó que la cancha se encuentra bastante deteriorada y algunos daños en los baños pero que ya la directiva se encuentra solventando.

“No es obligatoria la asistencia”

Corredor explicó que aquellos padres y representantes que tienen temor de llevar a sus hijos a clases tras la presencia de la COVID-19 o aquellos niños que presentan un cuadro asmático, seguirán en la modalidad a distancia, donde el padre y representante deberá entregar en físico las tareas asignadas del estudiante.

“No es permitido evaluar actividades de estudiantes que están fuera del país, tienen que estar en sus casas resguardados de la COVID-19, No hay ningún inconveniente, el papá, la mamá o el representante puede traer las actividades sino desea traer a su hijo, no es obligatorio la asistencia pero si es necesario el reporte semanal de actividades acá en la institución”, aseguró.

Funcionará Programa de Alimentación Escolar (PAE)  

Corredor aseguró que desde la semana pasada recibieron dotación para el funcionamiento del Programa de Alimentación Escolar (PAE). Para ello realizarán un diagnóstico de cuántos niños recibirán este beneficio, donde los alimentos serán consumidos en sus hogares, a modo de evitar que los niños se quiten el tapaboca.

“El día miércoles 26 esperamos comenzar el servicio del PAE, la modalidad va ser que cada niño traiga su vianda del hogar y nosotros poderles servir la comida acá y el niño consuma los alimentos en casa para evitar el uso de cubiertos, la aglomeración de niños en el comedor”, explicó Corredor.

Foto: Radio fe y Alegría Noticias

Recolectaran útiles escolares para ayudar a los niños

Igualmente el profesor explicó que tras la situación actual del país tendrán en la Unidad Educativa un proyecto para recolectar útiles escolares y ser donado a aquel niño necesitado para que pueda continuar con sus estudios, para ello el comité de economía escolar se encargara de llevar a cabo el diagnostico con cada docente de aula para verificar que niño requiere de uniformes y útiles escolares.

Detalló que no han solicitado a los padres y representantes los útiles escolares correspondientes donde los niños deberán llevar lo básico como el lápiz, cuaderno, borrador y sacapuntas.

“Tenemos un proyecto de donación, si yo tengo dos lápices dono uno, si tengo dos sacapuntas dono uno, algunos representantes tienen en existencia en su casa uniformes que ya no le quedan a sus hijos, e estamos haciendo el llamado para poder iniciar la campaña de donación para aquellos niños que no cuentan con el uniforme escolar”, expresó.