Una Palabra Oportuna 3254

27

Un espacio para caminar con Jesús

Tips para discernir la realidad
Viernes 17 de mayo de 2024

Por: Antonio Pérez Esclarín

Resolver los conflictos

Es necesario recordar que la democracia es una forma de organización de los ciudadanos para la convivencia pacífica, es también un sistema político y una filosofía de vida, da por supuesto que las personas y los grupos sociales somos diversos y que tenemos el derecho de expresar libremente nuestra diversidad.

Frente a una homogeneidad propia de las dictaduras, que persiguen la crítica y no toleran a los que piensan diferente, la diversidad constituye una enorme riqueza pero, por su misma naturaleza, produce conflictos. La democracia será posible solo si existe la decisión y los instrumentos políticos necesarios para prevenir y resolver los conflictos de una manera pacífica, sin ningún tipo de violencia.

Ya desde Aristóteles, el arte de la política consistía en resolver los conflictos mediante la palabra. Parlamento viene de parlar, hablar, el diálogo, la negociación, desechando cualquier recurso a la violencia, que son propios de los pueblos primitivos y de las personas deshumanizadas. Mandar, en vez de persuadir, eran formas prepolíticas típicas de déspotas, los que tratan de imponer sus puntos de vista de un modo violento, los que impiden el libre pensamiento.

Los que no toleran la crítica no entienden lo que es democracia y la imposibilitan. El autoritario no solo niega la libertad de los demás sino la suya al transformarla en el derecho inmoral de aplastar otras libertades.

Con Tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.