Una Palabra Oportuna No. 1065

Espiritualidad rumbo a la beatificación. Lunes 26 de abril de 2021.

Por Javier Duplá S.J. Narra Alexander Medina

La importancia de crecer en una familia cristiana

José Gregorio crece en su pueblo natal Isnotú, junto a sus hermanos y a su padres, Benigno y Josefa; ellos conforman un hogar muy cristiano, respetado por todos. En su casa José Gregorio va aprendiendo a ser buen hijo y hermano, buen vecino, dedicado a sus deberes de niño en sus estudios, en sus labores domésticas y en su despertar al entorno social que lo marcó desde temprana edad.

Cuando ya tiene uso de razón, José Gregorio aprovecha la iniciación cristiana que le ofrecen su mamá y su tía paterna María Luisa, que le transmitieron una acendrada devoción a la Santísima Virgen de la Merced y a San José, junto con la asidua participación en la Misa dominical y la práctica de la caridad, visitando enfermos y vecinos necesitados.

Con toda esa preparación José Gregorio recibió la Primera Comunión, en el año 1871, en la Iglesia de su pueblo, dedicada a Nuestra Señora del Rosario. Ayudando a sus hermanos menores, su infancia estuvo impregnada de una vida de profunda práctica de la fe católica.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.