Una Palabra Oportuna No. 1106

Oración de la noche. Domingo 16 de mayo de 2021.

Por José Francisco Aranguren, SJ.

Padre de la vida y fuente del amor, este domingo celebramos la ascensión de tu hijo al cielo por tanto, hoy nos recuerdas a tu hijo como al que hemos de seguir en y desde nuestra realidad concreta, sin inventarnos otra. Jamás sustituyes nuestra posible acción porque quieres que nos relacionemos contigo como adultos, de libertades que se encuentran mutuamente. Gracias por ser como eres. Tú nunca haces por mí lo que yo puedo hacer por mí. Te me haces el encontradizo para que respondiendo a tu llamada, pueda acercarme libremente a tu amor. Hoy pido por todas las personas que me han ayudado en ese camino de encuentro contigo…

Al mismo tiempo, Padre bueno, te confieso como el enamorado de la vida  y que constantemente «sales a la puerta» a ver si voy hacia ti, como el Padre misericordioso de la parábola. Hoy te agradezco por querer relacionarte conmigo y que esa relación sea en libertad. Me propones y me dispones pero nunca me obligas a nada. Te pido por todos los que intentan mostrarme una imagen tuya errada, vengadora, triste, diferente a la que me mostró el que hoy asciende a tu cielo prometido…

Haznos a todos experimentar tu amor y tu bondad. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.