Una Palabra Oportuna No. 1117

palabra

Oración de la mañana. Sábado 22 de mayo de 2021.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza con María, camino hacia Pentecostés

Señor Jesús, aquí estamos en tu presencia con el corazón dispuesto para renovar la llamada. Hoy de nuevo me nombras y repites tu invitación: “Sígueme”. No pierdas tiempo en preguntas inútiles; no te entretengas en lo secundario, mira a lo esencial y sígueme, a pesar de las dificultades. En la predicación del Evangelio.

Sígueme en el testimonio de una vida que corresponda al don de la gracia del Bautismo. En el hablar de mí a aquellos con los que vives, día tras día, en el esfuerzo del trabajo, del diálogo y de la amistad. Sígueme en el anuncio del Evangelio a todos, especialmente a los últimos, para que a nadie le falte la Palabra de vida, que libera de todo miedo y da confianza en la fidelidad y coherencia de vida. Tú, sígueme”.

Siento cómo la ilusión y los miedos se van transformando. Al pensar en seguirte y estar contigo todo cambia. Deseo dejarlo todo y caminar contigo no sé dónde iremos o con quién nos encontraremos estaré contigo y eso me basta».  Nuevamente con Pedro, Juan y toda la Iglesia suplicamos nos confirmes en la comunión del único Espíritu, Señor y dador de vida.

Seguimos junto a María, como comunidad orante, damos testimonio de fortaleza y confianza en medio de la adversidad. Envía tu Espíritu para que dé profundidad y sentido a mi vida.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.