Una Palabra Oportuna No. 1176

Oración de la noche. Domingo 20 de junio de 2021.

Por José Francisco Aranguren, SJ.

Señor, en esta noche vengo ante ti, caigo a tus pies para que me bendigas y me ilumines con la fuerza de tu espíritu. Esta semana ha estado cargada. Pongo a tus pies todo lo que me ha ocurrido. Lo recuerdo en un momento…

Al mismo tiempo te agradezco porque por tu palabra caigo en cuenta de que yo me tranquilizo cuando se va la tormenta y reconozco que eso no es confiar, que eso es creer que durante la tormenta, tú no estás conmigo. Te pido perdón por no confiar, porque ello se refleja en el cómo vivo mi vida, en el cómo valoro lo que tengo y todo lo que me das. Ayúdame a confiar, en la pena y en la gloria, en la tormenta y en la tranquilidad. No permitas que me aleje de ti. Te pido ahora por toda la gente que me ha soportado en mis tiempos de desolación, de tristeza y de desconfianza. Te me has mostrado en ellos. Hago silencio para recordar los nombres de todas estas personas…

Quiero seguirte en medio del dolor y la desesperación que pueda encontrar a mi alrededor y que me invita a desconfiar. Señor, Jesús, que confíe en tu Padre que es mi Padre. Te lo pido a ti que vives y reinas con tu Padre, por los siglos de los siglos. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.