Una Palabra Oportuna No. 1361

Oración de la mañana. Domingo 19 de septiembre de 2021.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza en camino de conversión

Señor Jesús, en este amanecer de domingo atravesamos contigo  Galilea, camino de Jerusalén, Galilea era la olvidada, desconocida, despreciada. Allí estaban los pobres, humildes, los mezclados con otras culturas. “Galilea de los gentiles”.  Para ti es el centro de la predicación del Reino, Galilea la del lago, de los bellos atardeceres, de las aves del cielo que tu Padre alimenta y de los lirios del campo que él mismo viste de belleza.

Pasas para ir a encontrarte con la muerte, es duro para ti y también para nosotros, pasar y sacrificar la Galilea de nuestros sueños e ilusiones; de nuestras vivencias y emociones, camino de Jerusalén donde nos vamos a encontrar con la muerte. Existe una salida: Tu muerte y Resurrección nos ha abierto una puerta a la esperanza que ya nada ni nadie nos puede cerrar. Por el camino los apóstoles hablan sobre quién de ellos iba a ser más importante, “Quien quiera ser el primero que sea el último de todos y el servidor de todos”.

Servir a los demás y dar la vida por ellos es la única manera de aprovechar la vida. “Acercando un niño, lo puso en medio, lo abrazó y les dijo: el que acoge a un niño como este me acoge a mí”.  El niño un ser que no tiene derechos, que no tiene importancia, que no cuenta, que no es digno de atención, es débil e indefenso por eso te identificas con él. “El cristiano sigue siempre el ejemplo del Maestro que vino a servir, a ser siervo, nos pides a tus amigos tomar el “último puesto”.

Quien ante Dios, se hace “niño” es el “primero” en su Reino. Nosotros queremos seguir tu ejemplo: Tú, que en el Pan y en el Vino, te escondes y haces “pequeño”, haz que, sirviendo, encontremos nuestro gozo y nuestro premio.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.