Una Palabra Oportuna No. 1362

Oración de la noche. Domingo 19 de septiembre de 2021.

Por José Francisco Aranguren, SJ.

Padre bueno, caigo ante ti cansado por las situaciones que he vivido en esta semana. Confiadamente acudo a ti como mi Padre materno. El que me ama y cuyo hijo me dice que vayamos a él los que estamos cansados y agobiados. Hoy traigo a mi mente todo lo vivido durante la semana…dejo que se activen mis recuerdos desde el momento en el que hablé contigo la semana pasada…

Al re-cordare (sic) lo he pasado por el corazón nuevamente y termino agradecido contigo por cada detalle que, aunque en ese momento me pasó desapercibido no es más que la muestra de tu amor.

Gracias porque te me das todo entero…Hago silencio y abro mi corazón…

Y hoy, como colofón, tu palabra me encamina, me dirige, me orienta. Para ti es válido que yo busque ser el primero, el mejor en algo. Eso no lo cuestionas, Señor. Pero me invitas a hacerlo a tu manera, a tu modo. Al decirme:

«Quien quiera ser el primero que sea el servidor de todos» me enseñas TU MODO para que llegue a ser MI MODO.

Te pido que busque hacerlo a tu modo. Dame la fuerza para hacerlo así porque mi debilidad me lleva a hacerlo a mi modo y me desvío en el camino. Señor, no permitas que me olvide de tu modo.

Por Cristo nuestro Señor. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.