Una Palabra Oportuna No. 1388

Oración de la noche. Sábado 02 de octubre de 2021.

Por Hna. Victoria Braquehais  Narra Hna. Elena Azofra

Reserva este minuto para orar.

Inicia haciendo tres giros de los hombros lentamente.

Ponle nombre a cómo te sientes: ¿contento, serena, preocupado, agradecida…?

En el evangelio de Mt. 20:1-16*, extraemos la palabra *“envidia”* , que aparece en el v.15, cuando el propietario de la viña pregunta: “¿O vas a tener tú  *envidia*  porque yo soy bueno?”. En arameo, *“envidia”* se dice  _ᶜaynā’ bīšā_’ que significa literalmente “ojo *malo*. Y es que la envidia es una manera equivocada de mirar, porque ve las cosas desde el punto de vista del ego y no desde el punto de vista de las cosas. Por eso persiste aunque desaparezca la causa, y siempre encuentra un motivo, porque el problema está en el ojo, que está enfermo y que mira mal.

Reflexiona: En el Padre nuestro, rezamos: «líbranos del mal” (_passân men bîshâ’_). Pedimos a Dios que nos aparte de una cosa mala, de algo que es malo y del malo (que puede ser una persona mala – Mt-5:39 – o satanás Jn.17:15). El  _bîshâ’_  es el estado de alguien o algo cuando no está como debe, y por ello sufre y/o hace sufrir, porque está en desarmonía con el resto de la existencia.

Haz unos segundos de silencio para prepararte a pedir a Dios

Pide a Dios que te proteja del daño de algo que viene de fuera, que te corrompe, que te enferma, de aquello dañino que da la posibilidad de envilecerte. Y pide para toda tu familia una mirada limpia para mirar como Jesús mira, una mirada que pueda ver lo bueno de todos y de todo.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.