Una Palabra Oportuna No. 1545

palabra

Oración de la mañana. Miércoles 19 de enero de 2022.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza en la Semana de oración por la unidad de los Cristianos

Señor Jesús, te pido que nos llenes del Espíritu de Pentecostés, abierto a todos los pueblos y culturas. Que hablemos el lenguaje que entiende todo el mundo: el lenguaje del amor.  Nos detenemos para escuchar tu palabra, en ella nos encontramos con dos preguntas bien distintas: Una la de los fariseos: ¿Se puede curar en sábado?, solo les interesa el sábado, el cumplimiento de la ley.

La otra pregunta nos la haces tú: ¿Se puede hacer el bien y salvar una vida en sábado?, te interesa la persona que sufre, que no puede vivir la vida en plenitud. Es como si dijeras: las cosas no son buenas por estar mandadas ni malas por estar prohibidas; al contrario, están mandadas porque son buenas y están prohibidas porque son malas. Por eso le dices al hombre de la mano seca: “Extiende tu mano”. No andes con ella encogida, paralizada. Estás reduciendo tus posibilidades, recobra la libertad.

La postura de los fariseos te produce tristeza porque recortan la vida, no dejan que la gente pueda gozar de la libertad que Dios les ha concedido. En este paso del evangelio encontramos también otro pecado, el del formalismo, no deja lugar a la gracia de Dios, le cierran la puerta. Seguimos rezando por la unidad de todos los cristianos y hoy te pedimos que nunca nos cansemos de hacer el bien. No hemos venido a este mundo para cumplir normas ni preceptos que destruyan las persona, concédenos la gracia de amarlas.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.