Una Palabra Oportuna No. 1554

palabra

Oración de la noche. Domingo 23 de enero de 2022. 

Por José Francisco Aranguren, SJ.

Padre nuestro, en esta noche busco tu presencia, me relajo y entro en oración. Incorporo mi mente, mi cuerpo y mi corazón para que los sanes y me permitas estar cerca de ti, que tu hijo me atraiga hacia él y caminar hacia la construcción de tu Reino. Hoy te agradezco por toda la gente que está a mi alrededor y que viene en esas coordenadas. Hago silencio y agradezco.

Hoy en la palabra, tu hijo hace suyo el texto de Isaías y nos lo entrega como el camino a seguir. Tu Espíritu, Padre bueno, está entre nosotros, moviéndonos desde dentro. Quiero hacer mías las palabras de Jesús: «el espíritu de Dios está sobre mí»…Me encanta la reinterpretación y apropiación del texto que hace Jesús, ya que el Dios que experimenta no es justiciero sino clemente y misericordioso. Quiero pedirte por mí y por todos mis hermanos que no hemos experimentado al Dios que nos revela Jesús, que seguimos aplicándole nuestros ideales y que no aceptamos que sea diferente y se mueva por lógicas distintas a las nuestras. En silencio te pido por eso.

Antes de terminar, te pido por mi país Venezuela, que hoy ha estado celebrando su deseo de ser libre, soberana y democrática mientras pareciera que estamos más lejos de ello. Danos tu amor y tu gracia que eso nos basta.

Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.