Una Palabra Oportuna No. 1555

palabra

Oración de la mañana. Lunes 24 de enero de 2022.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza en camino de conversión

Señor Jesús, muchas veces ante la dificultad nos hemos echado atrás y nos creemos incapaces de afrontar un reto por no creer en nuestras propias capacidades. Esta mañana iniciando  nuestra semana levantamos los ojos al cielo, sabemos  que caminas con nosotros, confiamos en ti, ponemos en tus manos nuestro día a día, como el Rey David. Así nos enfrentamos a los problemas de nuestra vida con la certeza de que no estamos solos. Una vez más los escribas intentan acorralarte  con sus enredos y paradojas.

Quieren hacer ver al pueblo que incluso los milagros, las curaciones que realizas, son obra del maligno. Con infinita paciencia, les explicas como sus acusaciones no tienen ningún sentido. Al final les avisas, les lanzas una de las advertencias más duras que podemos leer en el Evangelio: “El que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás, cargará con su pecado para siempre”. Pecar contra Dios no tiene perdón.

Somos de naturaleza débil, por buenos propósitos e intenciones que tengamos la tentación está ahí y es más fácil de lo que pensamos caer en ella. Le das poder a los Apóstoles para perdonar los pecados. En muchas ocasiones nos hablas del perdón, de la misericordia, incluso cuando te preguntan cuántas veces se deben perdonar los pecados les contestas el famoso “70 veces 7”, aquí nos adviertes del límite que no debemos traspasar: pecar contra Dios, revelarnos contra Él, blasfemar contra el Espíritu Santo…Nuestros pecados serán perdonados. Pedimos al Espíritu Santo para no caer en la peor de las tentaciones: revelarnos contra Dios.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta.  Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.