Una Palabra Oportuna No. 1562

palabra

Oración de la noche. Jueves 27 de enero de 2022.

Por Hna. Elena Azofra.

Interioridad

¡Busca este ratito para encontrarte con Dios!

Inicia con una respiración lenta y profunda. Hazte consciente de los sentimientos que guardas de hoy.

Lee lentamente las palabras del rey David:

“¿Quién soy yo, mi Señor, y qué es mi familia, para que me hayas hecho llegar hasta aquí? ¡Y por si fuera poco para ti, mi Señor, has hecho a la casa de tu siervo una promesa para el futuro!”

Estás invitado a re-conocerte: conocerte de nuevo como te conoce Dios:

1. Reconocer-te ante Dios como una acción maravillosa de sus manos.

2. Reconocer-te parte del amor gratuito de Dios también con tu familia y los allegados.

3. Reconocer-te tú y los tuyos como «semilla» de santidad para la humanidad futura.

Introduce en tus entrañas esa reflexión tan trascendente haciendo una pausa de silencio reverente.

Agradece como portavoz de tu familia y de los que  consideras «de los tuyos»: ¡Señor, gracias por haber pactado tu compromiso de salvación conmigo y los míos, contando solamente con tu grandeza y nuestra pequeñez!

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.