Una Palabra Oportuna No. 1796

1
palabra

Espiritualidad. Lunes 23 de mayo de 2022.

Por Antonio Pérez Esclarín

Abraham y Patricia, una vida entregada al servicio

El pasado 12 de mayo, en rueda de prensa presidida por el Cardenal Baltazar Porras y los directivos de Fe y Alegría,  se anunció el inicio de la causa para llevar a los altares a Abraham Reyes y Patricia de Reyes que con su generosidad heroica posibilitaron el nacimiento de Fe y Alegría.

Modelo de matrimonio popular, Abraham y Patricia nacieron muy pobres en el campo venezolano. Abraham en las montañas de falcón y Patricia en Barlovento. Se conocieron y compartieron sus vidas en un barrio marginal de Caracas y son ejemplo de esa Venezuela profunda, pobre pero honrada y muy generosa.

Abraham y  Patricia empezaron a construir su casa en lo que hoy es 23 enero en Caracas. Querían una casa grande, pues deseaban muchos hijos, de hecho tuvieron 13 y además criaron otros 6. Al construirla dedicaron sus ahorros, esfuerzos y sacrificios de 8 años. Además de cuidar a los hijos y realizar las tareas del hogar, Patricia cargaba el agua para batir la mezcla en una lata sobre su cabeza, en un recorrido de unos 3 kilómetros, incluso estando barrigona.

Poco a poco, como un árbol de vida, la casa fue creciendo de sus manos y sus sueños. Y cuando ni siquiera se habían acostumbrado al milagro de verla terminada se la regalaron al padre Vélaz para que realizara su sueño de fundar una escuela. En ellos se quiere reconocer la santidad de lo humilde, lo sencillo, de una vida entregada al servicio. Santidad a la que cada uno de nosotros podemos y debemos aspirar.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.