Una Palabra Oportuna No. 1972

113

Tips para discernir la realidad. Viernes 19 de agosto de 2022.

Por Antonio Pérez Esclarín.

Respeto a los derechos laborales de los Docentes

Si la educación es un acto de amor no puede producir desánimo ni temor. Con relaciones autoritarias, amenazas y castigos que maltratan, causan miedo o desmotivan no va a ser posible educar. Tampoco va a ser posible educar si el Ministerio del Poder Popular para la Educación maltrata a los educadores, viola la constitución y los derechos laborales, y pretendió llegar al absurdo y la injusticia de postergar la mayor parte del pago de las vacaciones para el próximo año.

Si la función del maestro o profesor es ponerse al servicio del alumno, la función del ministerio es cumplir con la Constitución, velar que se cumplan los derechos de los alumnos y de los educadores y tenerlos motivados y contentos. La mayoría de los educadores han demostrado espíritu de servicio y creatividad en la pandemia y en la post pandemia.

Algunos su amor a la educación y a los alumnos, les ha llevado a realizar actos heroicos. Sé de maestros que caminan varios kilómetros para llegar a la escuela, otros subvencionan la educación con trabajos informales, que para sobrevivir, realizan en las horas libres. Algunos me han manifestado que el amor a la educación, a los alumnos y a Venezuela, les impide marcharse del país. Por ello, creo que tienen bien merecido el pago debido y bien ganado que les posibilite disfrutar de vacaciones en las que puedan descansar, recuperarse e iniciar con buen ánimo el nuevo curso escolar.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.