Una Palabra Oportuna No. 2045

54

Oración de la mañana. Sábado 24 de septiembre de 2022.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza con Nuestra Señora de las Mercedes

Señor Jesús, esta mañana nuevamente nos asomamos un poco al misterio de la Cruz, es decir, al misterio de tu amor, y me he quedado sin palabras. El amor que nos tienes únicamente puede expresarse por el misterio del amor más grande, más fuerte, el más escandaloso y desinteresado, el amor más sacrificado. Entre admirado y avergonzado, te digo: ¡Dame un poco de tu amor!  Sientes por dentro una enorme satisfacción cuando puedes decir: “todo está cumplido”.

El amor ha llegado a plenitud. ¡Qué hermoso debe ser morir tomando entre las manos el libro de la existencia!, y decir como Tú: ¡Misión cumplida! En nuestro café nos dejamos acompañar de María en la advocación de las Mercedes, le pedimos: “Esperanza y Consuelo de los afligidos, escucha nuestro clamor; atiende nuestra súplica como atendiste en otro tiempo la de los cautivos cristianos, y como a ellos los libraste de las cadenas de la opresión, líbranos hoy a nosotros, de nuestro egoísmo y sus cadenas, de la mentira, la avaricia, la inseguridad y la indiferencia, la injusticia, del odio y del rencor.

Ayúdanos Virgen de las Mercedes, a buscar y a encontrar remedio a nuestras necesidades”. Te confiamos de manera especial a todos nuestros hermanos privados de libertad.

Danos tu amor y gracia que eso nos bata. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.