Una Palabra Oportuna No. 2115

97

Oración de la mañana. Sábado 29 de octubre de 2022.

Por Herlinda Gamboa. Narra Julitze Mayurel.

Cafecito de la esperanza oración por Venezuela

Señor Jesús, medito en tu palabra que me invita a ir más allá de las apariencias. Intento cada día dedicar un tiempo a modelar mi corazón conforme al tuyo, si lo hago con constancia y humildad, ya no habrá más espacio en él para odiar a nadie. Quisiera repetir con ilusión en cada instante esta sincera petición: “Jesús, manso y humilde de corazón, haz mi corazón semejante al tuyo”. Es contra toda lógica del mundo, porque así es tu lógica: “el que se humille a sí mismo, será engrandecido”, “a quien te golpee una mejilla, haz de colocarle la otra”, “amen a sus enemigos”, “perdónalos, porque no saben lo que hacen”…

Dame un verdadero corazón, el tuyo, lleno de amor puro. semejante al tuyo, y concédeme la gracia de imitarlo en cada instante, siendo universal, nunca excluyente, que no juzgue, que siempre acoja con misericordia, que busque al que no quisiera buscar, que ame al que no quisiera amar, y termine por querer amarle.… Hazme una persona sencilla, que sepa colocarse como la menor, con corazón manso y humilde, sin esperar reconocimientos, mirar a los demás como los miras tú. El que sirve y vive sin honores, sin esperar reconocimientos. Nos invita a cambiar de mentalidad y a pasar del afán del poder al gozo de desaparecer y servir; a erradicar el instinto de dominio sobre los demás y vivir la virtud de la humildad.

Concédenos la gracia de la gratuidad, de ser feliz no esperando recompensa; obrar buscando solo agradarte. Que emplee el tiempo en recrearme con tus obras, disfrute en la alabanza, en la adoración, en la acción de gracias, en el salir de mí mismo y buscar hacer siempre lo que a ti te agrada, que no me afecte la indiferencia.

Que solo tu amor y gracia me basten. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.