Una Palabra Oportuna No. 2147

59

Oración de la mañana. Lunes 14 de noviembre de 2022.

Por Lucy Peña. Narra Alexander Medina.

El ciego que supo oír y gritar.Lc 18, 35-43

Alabamos a Dios ante este hombre de Jericó, que no desperdició esa oportunidad de oro, única quizás, del paso de Jesús cerca de él. Allí le imploró ayuda, sin importarle el qué dirán, se enfocó en su objetivo y en el dictado de su corazón.  

Jesús no pasa de largo, percibe un grito, se detiene a atenderlo. Y se da el encuentro que sana y rehabilita a aquel hombre, que supo usar sus sentidos y habilidades.

Hoy, Jesús no pasa a nuestro lado en persona palpable como en aquel tiempo, él está siempre presente y cercano a nosotros,  hoy como ayer sólo hay que creer para percibirle,  está cerca, somos nosotros los que nos incapacitamos para verle, oírle y expresarle nuestros gritos y súplicas.

Necesitamos activar nuestras capacidades y no auto limitarnos, hay muchos modos de llevar nuestras dificultades, y como creyentes, contamos con el apoyo del Señor que nos escucha y acompaña.

Pidamos al Señor nos conceda la gracia de saber reconocerle e insistir un poco, sin dejarnos callar por los demás. Que estemos dispuestos a expresarle con fe nuestros ruegos y que sepamos qué es lo que realmente queremos cuando se detenga a preguntarnos ¿Qué quieres?

Con tupresencia Señor, saldremos fortalecidos.