Una Palabra Oportuna No. 323

Una Palabra Oportuna

Oración de la noche. Lunes 8 de junio de 2020.

Por Javier Fuenmayor SJ.

Me acerco con confianza al Señor para culminar este día bajo su mirada misericordiosa: Señor, toda mi vida la coloco en tus manos.

Cómo no agradecerte tanto bien recibido en la jornada de hoy. Gracias de todo corazón por tu generosidad hacia mí.

Recuerdo las palabras de Jesús: “Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos”. Recuerdo lo vivido hoy y reconozco esos momentos donde me he sentido llamado a crecer en la pobreza de espíritu. Señor, que sea dócil a tu voz, y me deje conducir por ti.

Te pido perdón por todo lo que no ha estado bien a tus ojos. Renueva y purifica mi vida.

“Hoy me siento, más que nunca, en las manos de Dios. Eso es lo que he deseado en toda mi vida, desde joven. Y eso es también lo único que sigo queriendo ahora.”. (P. Pedro Arrupe, SJ). Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.