Una palabra oportuna No. 344

Oración de la mañana. Domingo 14 de junio de 2020.

Por Herlinda Gamboa y voz de Julitze Mayurel.

Domingo del Pan de Vida, Corpus Cristi

“Hoy celebramos con gozo la gloriosa institución de este banquete divino, el banquete del Señor”

Señor Jesús, ante tu cuerpo entregado como Pan de Vida…para partir y repartir… Te suplico: “Enséñame a amar como tú, entregando la vida, en lo poco y en lo mucho, día a día…. A descubrir los lugares de comunión, los espacios donde puedo estar con los míos, con los que no tienen a nadie…compartir lo que soy y lo que sueño”.

Te celebramos y contemplamos “…vivo, en la Eucaristía. Y este milagro sigue ocurriendo una y otra vez. Seguimos juntándonos en un momento en el que parece que todo lo demás se detiene…en un tiempo que se nos escurre una y otra vez; en torno a una mesa grande en la que se sigue haciendo real un pan amasado con el trabajo de los hombres y mujeres de este mundo; un pan bendecido por el Dios de la vida; un pan partido para compartir; y un pan entregado que llegue a todos. En ese gesto de romperse para darse, de derramarse para alcanzar a todos; en ese gesto de juntarse para comulgar como expresión del deseo de hacer de la propia vida prolongación de aquel misterio, ahí estás Resucitado”.

Nuestro café celebra y agradece la bendición que nos das de quedarte con nosotros. “Gustosos hoy aclamamos a Cristo, nuestro Pan de Vida inmortal”. Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.