Una Palabra Oportuna No. 420

Oración de la mañana. Viernes 03 de julio de 2020

Por Edgar Magallanes, SJ.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Entro en la presencia de Dios Amor y le abro mi vida.

Te pido Señor: que yo quiera lo que quieres, que yo haga lo que haces y lo haga a tu modo.

Tomás dice: si no pongo el dedo en el lugar de los clavos y la mano en su costado, no creeré.

Reflexiono:

Lo más probable es que Tomás no hay visto la crucifixión de Jesús. La palabra de los clavos en sus manos y la lanza en su costado las creyó sin ver, pero la resurrección no las creyó. Sólo quien cree en el amor que Dios le tiene, le puede ver en todas las cosas, puede mejorar y ser feliz.

Me pregunto:

¿Supero la negatividad de mi mente para creer en una vida feliz?

¿La fe es para mí el ejercicio más genuino de mi libertad para ser feliz con Jesús?

Le agradezco a Jesús el encuentro, le encomiendo el día y rezo por la salud del mundo.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.