Una Palabra Oportuna No. 439

Oración de la noche.  Martes 7 de julio de 2020.

Por Javier. A. Fuenmayor, SJ.

En el nombre el Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Actualizo tu presencia, Dios de la vida: “En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu”.

Agradezco de ti todo lo que me regalas con tanta generosidad en cada latir del corazón. Gracias por el don de la vida.

Recuerdo ante ti lo que he vivido en esta jornada y me doy cuenta que tu gracia misericordiosa no está ausente de mi día a día. Tu invitación respetuosa y libre a dejarme llevar por tu Espíritu sigue estando ahí. Sigues recorriendo nuestros caminos enseñando, predicando y curando. Renuevo mi determinación de seguirte.

Te pido perdón por todo aquello que refleja mi dureza de corazón. Jesús, que tu compasión me convierta según tu corazón.

“Yo soy el buen pastor, dice el Señor; yo conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí” (Jn 10,14). Amén.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.