Una Palabra Oportuna No. 481

Actitudes. Sábado 18 de julio de 2020.

Por Antonio Pérez Esclarin.

La crisis cómo oportunidad

Las crisis nos despiertan, nos sacuden, nos sacan de la monotonía, cuestionan y cambian mucho de nuestros planes y proyectos; provocan emociones negativas: ansiedad, miedos, angustias, desesperación, y nos hace consientes de realidades que antes no veíamos o no sentíamos.

Si asumimos la pandemia como oportunidad, debemos trabajar no solo para derrotarla, sino para salir de ella mejores personas, más comprometidas en la transformación profunda de Venezuela.

Debemos comenzar por enfrentar la pandemia con responsabilidad, y sentir que contagiarnos, además de ser un riesgo personal, es un riesgo muy alto para otros.

De ahí la necesidad de seguir con rigurosidad las indicaciones sanitarias para evitar contagiarnos, y trabajar para que los otros también la sigan; junto a esto, debemos hacer todo lo posible para disminuir el sufrimiento de los más vulnerables que enfrentan la pandemia sin comida, sin agua, sin jabón, sin dinero, con la terrible incertidumbre de no saber qué hacer, si se enferma alguno de los suyos.

Desde la aceptación de nuestra fragilidad y dolor, tenemos que sentir como propio el dolor de los demás, y emprender el camino espiritual de la compasión y del amor eficaz.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.