Una Palabra Oportuna No. 488

Oración de la mañana. Lunes 20 de julio de 2020.

Por Herlinda Gamboa. Voz Julitze Maryurel

Cafecito de la esperanza “una señal”.

Señor Jesús, gracias por un amanecer nuevo, nos sigues regalando tu presencia como la gran señal que revela el amor misericordioso de Dios. Nuestra vida está llena de señales que nos indican el camino. Hoy nos detenemos, una vez más, necesitamos descubrir esos signos que nos gritan conversión.

Necesito cambiar, dejarme mirar y aceptar que en cada momento de la jornada me regalas una palabra, un gesto,  una oportunidad para ser mejor.

El café se convierte en espacio de examen, de revisión sincera y honesta de la vida que llevo. La ceguera me detiene y limita mi capacidad de ver, muchas veces me convierto en el obstáculo que no me permite avanzar, y con mi actitud no dejo a los demás crecer.

Te pido perdón por mi pecado, reconozco la inmensidad de tu amor, me dejo abrazar en mi debilidad y pido tu ayuda para comenzar de nuevo.

Me quedo en silencio, ahora no te pido señales, me quedo rezando y pidiendo ver las que siempre me das.

Danos tu amor y gracia que eso nos basta. Amén. PAZ Y BIEN.

Con tu presencia Señor, saldremos fortalecidos.